La boda perfecta es el sueño de toda mujer que desea casarse. Aunque es una realidad que cada requerimiento que tenemos al organizarla, representa un gasto extra, que si bien la mayoría de las veces se ve hermoso en nuestra cabeza, al omitirlo ¡No sucede nada malo! Y ahorramos considerablemente para algo que sí es necesario en un futuro.

Quizá te interese:
¿Qué significado tienen los anillos de compromiso? Tipos de alianzas

De acuerdo a la Condusef, en México, el gasto promedio para una boda de 100 invitados es de $110 mil pesos. ¡Tan sólo imagina todo lo que podrías hacer con ese dinero! Por ello te doy algunas ideas de ahorro en el día más romántico de tu vida.

El vestido

Al imaginarte en el vestido que viste en tu cabeza desde niña, lo menos que quieres es economizar en él, pero hay opciones que te ahorran algunos miles de pesos… ¡Sí, miles! Rentarlo es una de ellas, ¡Lo usarás unas horas solamente! ¿Y luego? ¡Estorba! También existe la idea de esperar descuentos de temporada, lo único que hay que hacer es mantenerse estable con la talla. Y por último, buscar un excelente precio con mucho tiempo de anticipación. Créeme, los hay. 

¿Hay boda próxima? No gastes innecesariamente

Reduce la lista de invitados

Lo primero que debes evitar es invitar a familia que en definitiva el gasto del traslado les significa una baja en su economía. La segunda recomendación, es borrar a todos aquellos con los que… Seamos realistas, ¡No tienen tú o tu pareja, lazos emocionales, es decir, ¿Los haz visto los últimos 10 años? Esa es una dura decisión, pero viable. Los compromisos de nuestros padres con sus amigos, ¡Fuera!, es tu boda, ellos ya tuvieron su oportunidad; aprende a decir ‘NO’.

¿Conocidos y colegas de trabajo con los que no tengas una relación más que superficial? Ni pensarlo. Reflexiona que sus invitados podrían ser personas allegadas a ustedes, sobre todo, que genuinamente se interesen en ustedes y los amen. 

¿Hay boda? No gastes innecesariamente ¡Ahorra!

Impresión del programa de boda y recuerdos

Sé honesta contigo misma, tú también has tirado los recuerdos de la boda de tu mejor amiga. ¡Y no mientas! Éste, en su mayoría, es un gasto completamente infructuoso, que se debe eliminar. Contamina, estorba, es irreverente. Además hoy día todo el mundo cuenta con un smartphone. Bien podrías tener un buen diseño del programa y colocarlo en tu muro de Facebook o enviarlo por correo. 

¿Los recuerdos? Ni hablar… Tal vez para ti sea un honor que tengan un vaso con la cara de tu novio y tuya en el gabinete del comedor, pero para muchas personas no lo es, sólo irá a la basura. En este caso y como reemplazo, te recomiendo invertir en un buen fotógrafo que haga shootings de fotos perfectamente editadas de los momentos que viven los invitados y podrías enviar en forma de agradecimiento, un paquete con 3 imágenes trabajadas previamente de dichos instantes que te aseguro, guardarán para siempre y hasta las presumirán.

La sugerencia de todo experto en organización de bodas, es destinar un 10% del total del gasto de la fiesta, en esta importante inversión. Ellos, hacen maravillas con los recuerdos fotográficos. 

¿Hay boda? No gastes innecesariamente ¡Ahorra!

Diseños florales exagerados

Las flores son lo que en una boda nunca deben faltar y la realidad es que ¡Son muy caras! No para el proveedor, sino para el cliente final. Así que lo mejor en este caso sería, optar por una decoración sencilla y versátil. Por supuesto, que sea una de las últimas prioridades en la boda.

Los centros de mesa y el ramo de novia, podrían ser tu mayor preocupación y son los que estarán a simple vista de todos y el ramo claro, permanecerá presente en tus fotografías. 

Ten en cuenta que las flores sean de temporada. Son más accesibles que si quieres nochebuenas por ejemplo en un mes que obvio, no las hay. 

¿Hay boda? No gastes innecesariamente ¡Ahorra!

El costoso pastel

Esta pieza realmente artística, se volvió una sombra actualmente. Recuerda cuando éramos niñas y esperábamos con ansias el corte del pastel. No sólo por comerlo, sino que ver a los novios allí de pie frente al pastel mirándose y compartiendo, era todo un ensueño. Hoy esto no es así y existen algunos atajos que podrían volverlo más accesible al bolsillo. 

¿Qué te parece un pastel pequeño pero con espíritu? Bien podrías adquirir el pastel principal en tamaño petit, decorado como quieras. Hablando de pequeño, me refiero a unos 60 cm de diámetro por 25 de alto. Éste es el que todos verán, aparecerá en las fotos y más. Ahora bien en la cocina, podrás tener planchas de pastel que serán las que darás a los comensales. Esto te evita decoración y por ende, el costo es menor. ¿Qué tal?

¿Hay boda? No gastes innecesariamente ¡Ahorra!

Otra opción es catering de postres con cupcakes de muchos sabores, que sí, es un poco más elevado el costo, pero te funciona. 

Una más, ¡Es un food truck de postres! ¿Así o más sencillo? Tengo unos amigos por ejemplo, que he redactado aquí en la revista y preparan crepas. Son súper conocidos por su estilo 50tas y su combi rosa, se llaman ‘Crepasión’. Ellos son tremendamente solicitados en bodas de la zona de Bosques de las Lomas. 

¿Hay boda? No gastes innecesariamente ¡Ahorra!

Por último

No se permitan ser influenciados por familiares, amigos o por su wedding planner. 

Quizá te interese:
Me voy a casar pero.. No quiero niños en mi boda

Los que tienen la última palabra son ustedes y ¿A quién engañan? ¡Claro que lo que más desean los planeadores es vender, caro y en gran volumen! Por ello, sí, visualizalo en tu cabeza, pero sean realistas, ‘AMBOS’. No se sientan mal de tener que bajar el presupuesto, hasta el ser más adinerado lo hará. Hay cosas que el efectivo no puede compra y es que el día de su boda sea el más feliz de sus vidas y se diviertan en compañía de quienes los aman y ustedes a ellos. Lo más importante, sin deudas posteriores. 

¿Hay boda? No gastes innecesariamente ¡Ahorra!

 

 

 

Por: Azenet Folch