En la iglesia San Hipólito, también conocida como el Templo de San Judas Tadeo, ubicada entre Paseo de la Reforma y avenida Hidalgo, se reúnen el día 28 de cada mes los fieles de San Judas Tadeo a presenciar las misas en honor al patrón de las causas desesperadas.

Quizá te interese:
 Iglesia de Santo Domingo: Historia barroca

Sin embargo, cada 28 de octubre es cuando tiene lugar el gran festejo. En esta fecha, el templo se abarrota por miles de creyentes que acuden a bendecir sus estatuillas de todos tamaños cubiertas con collares y milagros. Algunos de los peregrinos van vestidos a la manera de San Juditas. Además, a las afueras del templo, se organiza una enorme fiesta que cierra las calles cercanas a éste y las llena con motivos del santo.

Quizá te interese:
Iglesia de San Agustín

A pesar de que en la actualidad es reconocida sobre todo por ser espacio para esta celebración, la iglesia de San Hipólito tiene origen en una ermita que se construyó tras las grandes bajas de soldados españoles en la Batalla de la Noche Triste, el 1 de julio de 1921. Además, es un lugar al que asiste una gran cantidad de gente sorda, pues se ofician misas con interpretes en lengua de señas.

 

 

Por: Patricia Arredondo