Las cenas navideñas y de fin de año tienen varios componentes tradicionales en común: bacalao, pavo, pierna y sidra. Este último no puede faltar y su función principal es el brindis. Pero…

¿De dónde proviene la sidra y
por qué es una bebida característica de estas fechas?

Este brebaje es una herencia de los conquistadores españoles, pues su lugar de origen es el norte de España (Asturias y Cantabria). Sin embargo, algunos historiadores creen que tanto hebreos como griegos conocieron este elixir desde varios siglos antes. Desafortunadamente, no hay una base sólida que pueda sustentar esta teoría.

Por otro lado, cabe mencionar, el término sidra se utilizaba en la antigüedad para clasificar a cualquier bebida embriagante, hecha a base de la fermentación de frutos diferentes a los que producen el vino.

Sidra

Shutterstock

En la actualidad, la sidra se produce a raíz
de la descomposición del jugo de manzanas especiales,
pues su sabor es bastante amargo.

La costumbre de que la bebida se reserve para las fiestas decembrinas es latinoamericana, ya que en los países europeos es común que se consuma durante todo el año. La principal razón es que al ser en su mayoría una bebida de un grado bajo de alcohol es perfecta para que también los menores puedan tomarla.

Existe una amplia variedad de sidras. Mientras que en Francia es muy dulce debido a la combinación entre manzanas y peras, en España el líquido es más amargo. La sidra más agria se encuentra en Alemania y los ingleses, principales productores y consumidores, la prefieren un poco dulce.

 

 

Por: Gerardo Guillén.