La afamada marca de ropa sueca H&M se encontró en el medio de un escándalo a causa de las acusaciones e investigaciones por el presunto uso de prisioneros chinos, a lo que la firma sueca de tiendas de ropa H&M que tiene tiendas también en México, respondió dando una buena refrescada a los que ya hacía con su iniciativa Conscious Experience, que comenzó en 2013 y se trata de reciclar la ropa que ya no usas y por ella las tiendas, sin importar la marca y antigüedad de las prendas, las podrías cambiar por dinero.

Desde vestidos, pantalones, camisas u otros textiles que ya no uses, la firma te regalará cupones de descuento con los que podrás comprar durante el año en la sucursal que elijas.

Quizá te interese:
Campaña “El poder de las palabras”: Una apuesta a la diversidad de El Palacio de Hierro

¿Qué se hace con la ropa que recicla la marca?

Este se usa para las donaciones, también con ella se fabrica nuevas prendas o igual se convertirá en cajas para el transporte de materia prima.

Kim Fragoso, conscious coordinato, explica, “Es un proyecto que respalda nuestra responsabilidad social y la seguridad como negocio. La finalidad es juntar el textil, porque la gente no tiene la cultura de este proceso de reciclaje, que es igual que el PET, las latas de aluminio y el papel. Queremos hacer de la moda algo sustentable y que perdure por más tiempo”.

El reciclaje de las prendas se lleva a cabo en las plantas de Los Angeles, Estados Unidos, como en Alemania. También México juega un papel muy importante en este proyecto. Recientemente, en el año del 2016, se reciclaron ocho toneladas de ropa, mientras que en 2017 fueron 15 toneladas.

La meta de la tienda es juntar 25,000 toneladas de ropa para cumplirla en el 2030 y en el mercado nacional tienen prospectado alcanzar un incremento masivo de reciclaje de15% cada año.

“Separamos la ropa en tres : la que se puede usar otra vez y donar a asociaciones; la que está desgastada, pero sirve para enseres domésticos o rellenos de pared; y la que está desgastada se clasifica en algodón, nylon y poliéster, y se machaca para convertirla en hilos y convertirlos en nuevo material para fabricar prendas”, comentó Fragoso.

La marca de ropa H&M recicla la ropa que ya no utilices y te da dinero por ella. A acusaciones e investigaciones por el presunto uso de prisioneros chinos, la firma sueca de tiendas de ropa H&M lanza una campaña para contrarestar las malas

H&M

El proceso es de la siguiente forma: la ropa se tritura, esta se convierte en un polvo que a su vez transforman en pelusa, entonces se usa para hacer cajas de cartón, las cuales son las que utiliza H&M.

“También impulsamos que, si hacen un plantío de algodón, no lo dejen infértil y lo trabajen de tal manera que no queden pesticidas. Lo que hace la industria de la moda es dejar los plantíos infértiles. Todo (el negocio) es con proveedores, pero también nos preocupamos sobre dónde están, para contratarlos debemos hacer una investigación, para que no salgan con temas de esclavitud y lo que hace poco nos sacaron (en medios). Es complicado que salgan temas así porque nosotros hacemos una investigación exhaustiva, de cinco años”, agregó Fragoso.

El pasado febrero de 2018, el diario Finacial Times, fue quien sacó a luz el tema de que una prisión de China fungía como negocio, con trabajos de manufactura para compañías como 3M, C&A y H&M. Entonces se desató el conflicto para dichas marcas.

Quizá te interese:
The Simpson Day CDMX, el 15 de abril en el Deportivo SME Villa Coapa

“Las mañanas, las tardes y, a menudo, durante la siesta después del almuerzo, los presos ‘trabajaban’ en la sala común. Nuestros hombres hicieron piezas de embalaje. Reconocí marcas conocidas: 3M, C & A, H & M”, compartió públicamente Peter Humphrey, un investigador corporativo y ex periodista británico, quien pasó 23 meses en una cárcel de China por supuestamente obtener registros privados de ciudadanos chinos y vender la información a clientes, incluida la farmacéutica GlaxoSmithKline Plc.

“Tanto para responsabilidad social corporativa, aunque las compañías bien podrían haber ignorado que el trabajo forzado era parte de su cadena de suministro”, abundó.

Aunque la compañía sueca H&M ha puesto todo en juego para evitar la mala fama, la realidad es que vino a más en las últimas semanas.

 

Por: Azenet Folch.