José de Sáyago cuidaba a la prima de su esposa, quien sufría demencia, y con el tiempo albergó a otras mujeres; el hospital cambió de manos con el tiempo y ahora alberga la Secretaría de Salud

Hospital-del-Divino-Salvador-webFamoso por ser el primer hospital en México especializado para internar a mujeres dementes, el Hospital del Divino Salvador fue fundado en 1687, durante la Época virreinal, cuando se creía que la demencia era un mal asociado al alma y a la divinidad.

Originalmente, el maestro artesano José de Sáyago cuidaba de la prima de su mujer quien sufría demencia y con el tiempo comenzó a albergar a otras mujeres que padecían del mismo mal, así fue hasta que el arzobispo Francisco de Aguilar decidió mudar el pequeño hospital a un sitio más apropiado frente al Colegio de San Ildefonso, más cercano a la ayuda divina que requerían estas mujeres.

En 1689, con la muerte del arzobispo, el patrocinio del hospital cambió de manos pasando por los padres pertenecientes a la Congregación del Divino Salvador, quienes movieron el hospital al Colegio de San Gregorio hasta la expulsión de los jesuitas en 1767, cuando el real patronato tomó las riendas del lugar y lo llevó a la decadencia. Hospital-del-Divino-Salvador-web-2

Durante la primer década del siglo XX en el año 1910 -durante los festejos del centenario de la independencia- las enfermas del Hospital del Divino Salvador fueron mudadas al nuevo Manicomio General de La Castañeda, hospital recién construido bajo el mando de Porfirio Díaz en el marco de las celebraciones. Actualmente el edificio del Hospital del Divino Salvador alberga las oficinas de la Secretaria de Salud y el archivo histórico de la misma institución. El edificio puede hoy encontrarse en la calle de Donceles 39, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

 

 

Por: Daniel Arturo Pérez Rivera