La IA de Google se une a las filas en contra del cáncer de pulmón. Esta vez, el buscador más grande del planeta ayudará a los radiólogos con su trabajo, detectandolo en sus primeras etapas, con un diagnóstico certero.

Por desgracia para el trabajo humano, la IA de Google detecta con mayor precisión que un radiólogo veterano, este tipo de enfermedad que es una de las cuales matan más personas en el mundo.

La tasa de supervivencia de los pacientes de cáncer en caso de detección temprana suele ser alta (en la mayoría de los tipos de este mal). Pero, por ejemplo, en los EE.UU no se detecta a tiempo hasta el 80% la enfermedad de este tipo.

Quizá te interese:
En el medio de la guerra de Google con Huawei la marca de tecnología lanzó sus nuevos teléfonos ‘Honor’

Este fabuloso proyecto deep learning, es capaz de superar las capacidades humanas como el reconocimiento de patrones y la interpretación de imágenes, como lo es el ‘leer’ rayos X o resonancias magnéticas.

Esta tecnología fue aprovechada por la Google AI y la compañía Northwestern Medicine en una investigación cuyos detalles se publicarán en breve en Nature Medicine.

Con precisión del 94% es el orgullo total. Lily Peng, de Google AI, explica que el obstáculo para detectar este tipo de casos específicos, radica en su tamaño: «Es minúsculo y puede ser difícil de ver incluso para los radiólogos experimentados». Pero es un hecho que con este esfuerzo, las personas que fueron diagnosticadas a la perfección, dieron pie a un futuro brillante para la medicina.

Alimentando una red neuronal con miles de imágenes de pruebas médicas (tomografías computerizadas de pacientes con y sin cáncer, o con nódulos que luego se volvieron cancerosos) lograron el objetivo de que aprenda a detectar los patrones vinculados a la presencia de un determinado tipo de cáncer cuando éste aún es demasiado pequeño como para que el ojo humano lo aprecie.

Cuando la IA es alimentada constantemente con datos especializados, mejora su capacidad de detección. Una vez que la red social de Google terminó su entrenamiento (tras procesar 42.000 tomografías de 15.000 pacientes distintos), se la usó para analizar 6.716 casos con diagnósticos conocidos: el resultado fue una precisión del 94%.

Quizá te interese:
IA de Google que sí o sí encuentra exoplanetas

A la par de la IA, seis expertos radiólogos colaboraron con el experimento, a lo cual mostró un menor porcentaje tanto de falsos positivos como de falsos negativos que en comparación con los humanos, que sólo contaban con una tomografía como referencia, las referencias de la IA y los humanos quedaron en tablas.

La versión final del algoritmo de Google, estará disponible para especialistas de todo el mundo a través de la API de Google Cloud Healthcare. Esta es capaz de establecer un sistema de puntuación en base al riesgo de que el tumor detectado sea o no maligno.

«Tenemos algunos de los mayores equipos del mundo, y tenemos ganas de empezar a empujar los límites de la ciencia básica», declaró Daniel Tse, director de proyectos en Google y uno de los autores del ‘paper’.

 

 

Por: Azenet Folch