Dos imperios de la Belleza: Rubinstein y Arden

rubinstein y arden, dos pioneras en la belleza, más detalles en actualmx
mashable.com

Queridos lectores, hoy les traigo la historia de dos mujeres revolucionarias y pioneras en el mundo de la cosmética, pero a la vez rivales con vidas totalmente paralelas. Así que relájense y disfruten de la vida de Helena Rubinstein y Elizabeth Arden.

Después de la Primera Guerra Mundial las mujeres tenían cada vez más deseos de ser bellas y consagrar tiempo y dinero a esa meta, por lo que Helena Rubinstein y Elizabeth Arden llegaron en el momento oportuno para satisfacer sus deseos. Ambas tenían en común una formidable intuición, combinada con un extraordinario sentido de los negocios.

Helena Rubinstein

http://leblog.pasionlujo.com/

Helena, conocida como HR (Polonia 1872-Nueva York 1965), en 1912 abre en París un salón de belleza, después de hacer fortuna en Australia e Inglaterra con su crema Valaze.

Acostumbrada a recibir, escuchar y aconsejar a sus clientas en su pequeña vivienda de tres habitaciones en Melbourne, Australia, fue la primera en  enseñarles cuidados a su medida.

Hizo un inventario de los distintos tipos de piel (seca, normal y grasa) e inventó las mascarillas contra el acné, el tónico facial y la crema de noche, luego abrió en Londres el primer instituto de belleza del mundo frecuentado por la aristocracia británica.

No obstante, HR no se conformó con los tratamientos para el rostro, sino que se ocupó también del cuerpo: creó masajes reafirmantes, aconsejó una higiene alimenticia y dietas balanceada a las mujeres.

Helena Rubinstein aplicando la técnica de correcciones en el rostro, a lo que hoy conocemos como “contourning”.

Elizabeth Arden

es.aliexpress.com

Miss Arden (Canadá 1878-Nueva York 1966), cuyo verdadero nombre era Florence Nightingale Graham, abre su primer y lujoso salón en Nueva York en 1909.

Hija de un camionero canadiense, cursa estudios de enfermería pero su verdadera vocación era el mundo de la belleza. En 1910 se asocia con Harriet Hubbard Ayer, con quien monta su primer salón. Debido a su ambición se separa del salón y crea por su cuenta el concepto de “belleza total” en el que, además de los tratamientos, el peinado y maquillaje, ofrece lecciones de mantenimiento para el cuerpo y “buenas maneras”.

Un viaje a Europa, antes de la Primera Guerra Mundial, le permitió entender otra perspectiva del maquillaje, así descubrió el rímel para las pestañas y la sombra para los párpados.

En 1934, después de la creación de su famosa crema Ocho Horas, abre en Arizona el primer balneario del mundo: Main Chance Spa.

Después de 83 años, la crema “Eight Hours” sigue siendo una de las más vendidas de la marca.

1920 fue su año parisino porque inaugura en el número 255 de la calle Saint-Honoré, otro centro de belleza (al tiempo que Helena residía en el 216), idéntico al de la Quinta Avenida, incluso con la famosa puerta roja que le caracterizó.

Justo aquí empieza la vida paralela de ambas mujeres: en el salón de Helena Rubinstein, Elizabeth Arden compra muestras de todos sus productos y, mediante ingeniería inversa, consigue las fórmulas exactas de los productos de su rival, con el objetivo de quitarle el excesivo tenor graso de su diseño.

Cartel de 1932 en la que aparece una brocha para maquillar muy de moda actualmente.

Pronto se odiarían y se robarían a sus mejores empleados. Al final una le decía lo mismo a la otra: “esa horrible mujer”.

Pero detrás de todo ese conflicto circulaba mucha energía y creatividad que servía de competencia para ambas; de esta forma se crearon los dos emporios de la belleza.

Curiosamente ambas designaron como herederas a sus respectivas sobrinas: Pat Young, de Elizabeth Arden, y Mala Rubinstein, de Helena.

Como bien decían sus sobrinas, las mujeres diferían en poco o nada y resulta bastante difícil distinguirlas en términos de altura o de cualquier otro rasgo relevante.

Y aunque tres biografías las tienen como punto central, fueron olvidadas casi a punto de desaparecer, a pesar de ser ejes clave en el diseño de la belleza durante medio siglo. Por eso, a 50 años de su muerte, les dedico un lugar en este espacio de Belleza.

Por: Daniel Vicente Gómez.

Daniel Vicente Gómez es un maquillista profesional español. Su carrera incluye trabajos con Giorgio Armani Cosmetics, La Roche-Posay, así como la distinción de Maquillista de Cabecera de la reina Letizia de España. 

Contacto:

E-mail: contacto@danielvicentegomez.com
Facebook: @DVGBELLEZA
Instagram: danielvicentegomez
Twitter: @dvicentegomez79
YouTube: Daniel Vicente Gomez
Sitio web: www.danielvicentegomez.com