En la actualidad, debido al creciente estrés al que nos exponemos y a las obligaciones con la que nos encontramos en nuestro día a día, muchos hombres se encuentran con la problemática de la caída de cabello y quedarse calvos a edades muy tempranas. Por esta razón, muchos optan por someterse a un injerto de pelo.

Los injertos son el trasplante de folículos pilosos,
de una zona muy poblada de pelo a aquella en la que
se padece una pérdida o inexistencia de él.

La técnica del injerto de cabello es un procedimiento estético y quirúrgico, por lo que para su realización es necesario es uso de medicamentos anestésicos, ya sean parciales o totales; además de la entrada en un quirófano y un periodo de recuperación como en cualquier intervención.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la hora de someterse a un injerto capilar nos encontramos tanto ventajas como inconvenientes.

Algunas de las ventajas que pueden citarse es el rápido y fácil trasplante de pelo en el paciente así como las características que el cabello posee tras su injerto comparado con la situación en la que se encontraba el cuero cabelludo de la persona antes de realizarse el tratamiento.

Otra de las ventajas de este procedimiento es que es una técnica compatible con casi todas las personas que deseen llevarlo a cabo. Todos los hombres calvos son buenos candidatos para llevar a cabo el tratamiento, pero que esté a su alcance es lo verdaderamente importante.

Los inconvenientes más comunes que podemos encontrarnos con respecto a esta técnica, es principalmente lo dolorosas que son las sesiones. Como en cualquier tratamiento, existen personas más propensas al dolor que otras cuando se les interviene; pero todos sabemos que la cabeza es una de las zonas del cuerpo más susceptibles de sufrir cuando alguien trabaja con ella.

Otros inconvenientes son los medicamentos anestésicos que se administran para llevar a cabo el injerto. Como en todas las operaciones, los anestésicos quizá sienten mal a la persona a la que se le aplica; incluso hay posibles efectos secundarios como con toda anestesia. Pues bien, la técnica de injerto se coloca en el mismo lugar, hasta un cierto punto, que cualquier intervención, produciéndose las mismas condiciones que en las anteriormente citadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Daniel Vicente Gómez.

Daniel Vicente Gómez es un maquillista profesional español. Su carrera incluye trabajos con Giorgio Armani Cosmetics, La Roche-Posay, así como la distinción de Maquillista de Cabecera de la reina Letizia de España. 
Contacto:
E-mail: contacto@danielvicentegomez.com
Facebook: @DVGBELLEZA
Instagram: danielvicentegomez
Twitter: @dvicentegomez79
YouTube: Daniel Vicente Gomez
Sitio web: www.danielvicentegomez.com