El 21 de junio de 1905, nació en Paris uno de los intelectuales más importantes del siglo XX, cuyo trabajo filosófico, literario y crítico es un referente para el pensamiento actual: Jean-Paul Sartre.

Siendo aún muy pequeño, quedó huérfano de padre, por lo que  se crió con su madre y sus abuelos. Desde entonces se interesó por la literatura y la filosofía; en una de sus citas, refiere que su meta era llegar a escribir literatura como Stendhal, y filosofía como Spinoza.

Tiempo después, realizó sus estudios en la École Normale Supérieure, una de las escuelas más prestigiosas de toda Europa, de donde se graduó en 1929, con un Doctorado en Filosofía. Cabe mencionar que en ese lapso, conoció a Simone de Beauvoir, quien sería su compañera hasta el final de sus días.

 

Quizá te interese:
Guillermo del Toro pagara el boleto de avión a su becario Christian Arredondo

 

Tras estudiar la obra de personajes como Husserl y Heidegger, desarrolló su filosofía existencialista, en la que destacó el análisis del ser y la conciencia. Dicho pensamiento se puede ver reflejado, sobre todo, en el libro El ser y la nada, en su novela más celebre La náusea, y en su obra dramática A puerta cerrada.

De igual modo, es uno de los exponentes más destacados del marxismo humanista y siempre se comprometió activamente con diversas causas políticas de su época. En 1964 lo condecoraron con el Premio Nobel de Literatura, pero lo rechazó bajo el argumento que el hombre y la cultura no deben pasar por el filtro de alguna institución.

El 15 de abril de 1980 falleció en su ciudad natal, y cinco días más tarde lo enterraron, con una concurrencia multitudinaria. Actualmente, sus restos descansan en el cementerio de Montparnasse.

 

 

 

Por: Daniel Montes.