En el Centro Histórico están las cantinas más antiguas de la Ciudad de México, como La Peninsular, creada a finales del siglo XIX, que heredó el título de la cantina más vieja con vida después de que cerrara El Nivel; pero también muchas otras que, a pesar de llevar menos tiempo funcionado, se han hecho de sus clientes y han logrado pervivir por décadas, a pesar de los cambios hechos los últimos años en esta zona y en los que las franquicias han ido sustituyendo a los negocios locales. La Vaquita es una de las cantinas que sobreviven y una de las consentidas de los que saben de botana y bebida a precios amigables.

Tiene azulejo en las paredes a manera de talavera poblana y está adaptada en un espacio no tan grande, pero limpio y suficiente para hacer de esta cantina un sitio agradable a los amigos se reúnen a tomar algunos tragos acompañados de la comida que sirven según el día. La Vaquita está sobre Mesones en una zona donde abundan muchas más de su tipo, por mencionar algunas están La India y La Mascota. Si no te convence la botana, puedes pedir una torta. Algunos días hay paella y carnitas.

Los clientes de La Vaquita son de todas las edades y de todos tipos: desde el señor que va a echarse su trago solo, hasta los que van en grupo a ver el fut,  los que buscan romancear al disfrutar de una cerveza a precios bajos, entre otros que le tienen ya bastante aprecio a los meseros de toda la vida a quienes llaman por su nombre y quienes, a su vez, ya conocen los gustos y las mañas de éstos. Sólo no te confíes a la hora de entrar en calor con las bebidas, porque se paga solamente con efectivo.

 …

Dirección: Mesones no. 54, delegación Cuauhtémoc, colonia Centro, C.P. 06080, Ciudad de México
Horario: De lunes a domingo de 11:00 a 23:00 hrs

 

Por: Mariana G. Pineda