Las drogas ilegales tienen muy mala fama. Si bien, hay algunas con efectos devastadores para el cuerpo, hay otras que no lo son tanto y por ello ya hay algunas que buscan ser despenalizadas; el caso más representativo es el de la marihuana.

 

Quizá te interese:
Marihuana: Estos son los primeros productos que se venderán en México

 

En el debate sus defensores resaltan sus propiedades, mientras que sus detractores hacen lo propio con sus efectos nocivos. Pero ¿cuáles son exactamente sus efectos negativos y qué tanta cantidad y tiempo de consumo se requieren para que se presenten?

Efectos nocivos a largo plazo de consumir marihuana. ActualMX

Shutterstock

Hay algunos efectos que van más allá de la típica respiración relajada, aceleración del ritmo cardíaco y los ojos rojos; todos estos se producen instantáneamente al momento de consumir la droga y aumentan la probabilidad de sufrir un ataque al corazón. Lo que realmente nos interesa es conocer sus efectos a largo plazo en un consumidor frecuente.

El primero es uno que comparte con el tabaco y es la posible relación con algunos tipos de cáncer. Y es que, aunque está comprobado en qué grado puede aumentar el riesgo, sí se sabe que un churro de marihuana comparte algunos componentes químicos con un cigarrillo y varios de ellos se han identificado como carcinogénicos.

Lo que sí es más claro para los doctores es que el consumo frecuente de marihuana genera problemas respiratorios y son más propensos a padecer una infección pulmonar. De igual forma, estudios con animales han demostrado que el THC debilita el sistema inmunológico, haciendo más propenso a quien la consume a enfermarse.

Efectos nocivos a largo plazo de consumir marihuana. ActualMX

Shutterstock

En el caso particular de nuestro cerebro, el daño depende mucho de en qué momento de la vida se comienza a consumir.

 

Quizá te interese:
Aclaró la Cofepris que en ningún momento dio permisos para el uso lúdico de Marihuana

 

Se sabe que un feto expuesto a la marihuana por vía materna, así como niños y adolescentes pueden sufrir daño irreversible que compromete las capacidades de memoria y aprendizaje. En la adolescencia además aumentan el riesgo de que el adicto busque experimentar con otras sustancias.

Por: Gerardo Guillén.