Con piezas que por primera vez se exponen en México, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), presentan la muestra Leonardo Da Vinci y la idea de la belleza, en donde se exhibe el códice sobre el vuelo de las aves, así como una colección de dibujos que exploran la relación intrínseca entre la belleza y la naturaleza, según la visión de Leonardo. La exposición se logró gracias a la participación de la Biblioteca Real de Turín y la Associazione Culturale MetaMorfosi.

La exposición resultó de una larga negociación diplomática para concretar el arribo de las muestras a suelo mexicano. Rafael Tovar y de Teresa, presidente de Conaculta, declaró que el evento busca “resignificar el carácter universal de estos personajes y la importancia de traer estas obras a territorio mexicano, pues exposiciones de esta naturaleza cada vez será más difícil moverlas de un país a otro por motivos de su cuidado y conservación”. La exhibición la conforman 11 piezas originales del artista y otras de su círculo artístico, donde destacan Cesare da Sesto y Giovanni Antonio Boltraffio.

La anatomía de los equinos, insectos o aves, son las entidades que fueron la base de la apreciación estética de Da Vinci: él sugería que la belleza era el efecto visual que brindan las proporciones armoniosas, visión que aunque era compartida por otros pintores florentinos como Miguel Ángel Bounarroti, ellos consideraban que el cuerpo humano era la máxima expresión de la armonía.

La exposición comparte el Palacio de Bellas Artes con Un artista entre dos mundos de Miguel Ángel Buonarroti, con lo cual se yuxtapone la visión estética de ambos genios.

Del 25 de junio al 23 de agosto de 2015. Palacio de Bellas Artes.