Los cryptos son el  futuro de la economía y Facebook se unió a esta tendencia con su nueva LIBRA, la nueva criptomoneda que  surcará los blockchain y billeteras de millones de personas a través de WhatsApp y Messenger, las plataformas destinadas a su uso.

El experimento de Facebook por hacer más riqueza por medio de transferencias de dinero entre usuarios y comprar en la red social, al tiempo que crea una nueva subsidiaria, promete ser una de las vertientes de la multinacional estadounidense, con más enganche y muy al estilo Bizum o Twyp, además de ser viable para compras en establecimientos, que para hacerlo posible, Calibra, que será la cartera virtual.

Al usarse en WhatsApp y Messenger, estará integrada a partir de 2020, con un total, 27 organizaciones que apoyarán este ambicioso proyecto tras de ella. Esta nueva vertiente de negocio, aspira a «reinventar el dinero».

Quizá te interese:
Study from Facebook: Un App que te pagará por saber tus datos

Libra, a diferencia del bitcoin, es una de las principales criptomonedas, funcionará como un «stablecoin», una criptomoneda creada con la finalidad de que su valor permanezca estable gracias al apoyo de entidades bancarias y empresas de comercio electrónico. Esta iniciativa permitirá que los 2.440 millones de usuarios mensuales de Facebook tengan acceso a cambiar dólares y otras monedas internacionales.

Para su gestión se creará un consorcio con todas las empresas participantes, con lo que Facebook no podrá ejercer un control directo sobre la divisa. Se basará, como el resto de criptomonedas, en la tecnología «blockchain» o cadena de bloques «segura, escalable y confiable». De momento, contará con el respaldo de empresas, que reciben el calificativo de «miembros fundadores» dentro de la asociación, incluyen, además de Facebook, a Visa, Mastercard, Vodafone, PayPal, eBay, Spotify, Uber, Lyft, Booking Holdings (propietaria de Booking.com, Priceline.com y Kayak.com) y la firma argentina de comercio electrónico Mercado Libre, entre otras.

Con una reserva de activos diseñada para aportarle valor intrínseco, Libra, recibe el apoyo incondicional de instancias que le añaden valor y credibilidad.

Su impacto se rige por el gobierno de la Asociación Libra, de carácter independiente, cuya misión es la evolución del ecosistema.

Estará gestionada por un consorcio de empresas agrupadas bajo la Asociación Libra con sede en Ginebra (Suiza). El 2020, es cuando Libra comience operaciones y contará con una aplicación independiente para sistemas operativos Android e iOS. Obtendrá una inversión de mil millones de dólares, según las estimaciones de los analistas.

Pero esto no es todo, Facebook también creará una empresa filial llamada Calibra, para iniciar el proceso de integración de esta criptomoneda dentro de sus servicios como Instagram o WhatsApp. Será también su cartera virtual para la moneda digital. Y, ahí, no se involucrarán las empresas de la asociación. El valor inicial de Libra no se sabe por el momento en la conversión a euros o dólares.

No cabe duda que Facebook intenta hacer el mundo de las cryptos lo más sencillo posible y acercarlo a personas del mundo, vivan donde vivan y tengan o no tengan cuenta bancaria.

Proteger tus activos financieros desde un dispositivo móvil de manera sencilla e intuitiva, así como mover dinero a diferentes partes del mundo, es el objetivo, esto de acuerdo con el informe de presentación del proyecto ( PDF).

Para el registro, los usuarios deberán aportar una foto de su DNI o un documento de identificación válido.

Quizá te interese:
Adolescentes recibieron dinero de Facebook para dejarse espiar y Apple bloqueó su VPN

El requisito para participar es que cada empresa aporte alrededor de 10 millones de dólares al consorcio de gestión de la criptomoneda. Su valor irá vinculado a un contenedor de distintas divisas internacionales para garantizar su estabilidad. Es decir, estará vinculada a varias monedas emitidas por distintos gobiernos internacionales, evitando así las grandes fluctuaciones económicas de otras divisas digitales como el bitcoin.

Las decisiones de los usuarios también serán tomadas en cuenta. Así, si se recibe una cantidad de dinero en Libra, los usuarios podrán decidir si conservan ese valor en la moneda digital o, por el contrario, deciden cambiarla a su divisa local del país de residencia -en función, lógicamente, a la conversión que corresponda en esos momentos- y lo ingresen en su entidad bancaria.

De acuerdo a los analistas, las posibilidades de éxito de este proyecto al tratarse de una moneda gestionada por una empresa que trafica con los datos personales de millones de personas  es casi nulo, ya que la misma ha estado envuelta en escándalos de privacidad.

 

Por: Azenet Folch