No, no eres el único verdaderamente fastidiado con llamadas a horas no deseadas o en situaciones impertinentes. Sucede que los call center y bancos, marcan tu número telefónico para venderte algún servicio que muchas veces no deseas comprar. Por ello es que esta guía basada en la nota de nuestros amigos de UnoCero, te ayudará con el problema de spam, ya que debes saber que las autoridades se dieron a la tarea de poner alto total a quienes abusan de poseer entre su base de datos de publicidad, nuestro número telefónico.

Lo único que tienes que hacer es darte de alta en el Registro Público de Usuarios (REUS). Lo que obtienes a cambio, es dejar de recibir llamadas de promociones o publicidad de instituciones financieras.

Existen 3 formas para registrarte: La primera es acudir a una subdelegación de la Condusef, llamar al 01800-999-8080 o al 5340-0999 o hacer el trámite directamente en la página de la Condusef.

Quizá te interese:
¿Qué es la CONSAR?

Deberás tener los siguientes datos a la mano para realizar tu trámite:

  • Dos números telefónicos particulares (uno fijo y otro móvil)
  • Dos números telefónicos laborables (uno fijo y otro móvil) 
  • Correo electrónico

Una vez que te hayas inscrito en el REUS, la Condusef tiene hasta 45 días naturales para agregarte en el registro. La situación aquí, es que deberás tomar en cuenta que la inscripción es válida únicamente por dos años, así que tendrás que agendar el trámite nuevamente para llevarlo a cabo cuando caduque.

Podría ser el caso de que las llamadas a tu número telefónico continúen, para ello, deberás realizar una queja a la Condusef, que tiene la capacidad de sancionar a la institución financiera por violar el derecho a la privacidad.

En caso de que hayas recibido agresiones por parte de algún call center, deberás hacer el siguiente trámite, no sin antes cerciorarte de no deber dinero a la institución financiera de donde recibes dichas llamadas que te amedrentan, ya que si es así, no hay manera de evitar las llamadas de cobranza.

Si eres de los que los call center o bancos les llaman a todas horas para ofrecerte servicios y estás harto, te decimos cómo deshacerte de ellos.

Servicities

Pero deber dinero no significa que les da derecho a ser violentos o agresivos en esas llamadas, por lo que  si fuiste víctima de un contacto ofensivo, la vía para defenderte de sus agresiones, es denunciar en el Registro de Despachos de Cobranza (REDECO) y aquí se consultan los requisitos.

Lo único que debes hacer es entrar al sitio web, llenar un formulario y después no olvides dar seguimiento al proceso.

Los datos a continuación, son primordiales, para levantar una queja:

  • Sector financiero
  • Entidad financiera
  • Tipo de producto
  • Quién realiza la cobranza
  • Medio por el que se realizó la cobranza
  • Razón por la cual se está quejando

La ventaja de denunciar este tipo de situaciones ante la Condusef es que, esta está plenamente capacitada para sancionar a dichas instituciones, en caso de comprobar que se trató de una llamada ofensiva.

Quizá te interese:
¿Quieres una tarjeta de crédito? Te decimos cuál te conviene

En caso de que no desees que llegue a tus oídos, algún tipo de publicidad, podrás eliminar de forma definitiva todas las llamadas publicitarias.

Da de baja baja de la base de datos tu número telefónico por medio de la Procuraduría Federal del Consumidor. Dicho organismo, habilitó el Registro Público Para Evitar la Publicidad (REPEP). Así, tu número telefónico ya no podrá ser encontrado por estas compañías.

Ahora que hayas completado tu registro en el REPEP, las compañías telefónicas tendrán un plazo de 30 días para no marcar más a tu número y listo, estarás libre.

¿Cómo darme de alta en la REPEP?

Lo único que tienes que hacer, es llamar al 9628-0000 y llevar a cabo el proceso. Una vez que lo hagas, vivirás nuevamente siendo invisible para ellos.

 

 

Por: Lilia Cardona.