La CDMX sufrió un corte en el suministro de agua a causa de los arreglos en el sistema Cutzamala, que la Comisión Nacional del Agua llevará a cabo durante 5 días, que se llevarán su debido tiempo, para regular la entrega a los distintos puntos de corte, por ello es que debes tener un manual a la mano en caso de no escapar de este tortuoso evento.

No caigas en abusos de tramposos

Sabemos que tal vez, fuiste de los que no recolectaron agua a causa de tu ajetreada vida. Pero mantén la calma, podrías adquirir un par de garrafones en el centro comercial. En caso de no poder asistir a un centro comercial, no permitas que los malandrines de las tiendas aledañas te timen con precios exagerados y si esto ocurre, denuncia la Procuraduría Federal del Consumidor cuanto antes.

Haz rendir el agua lo mejor que puedas

Como te dije antes, aunque sólo tengas un par de garrafones con agua limpia, úsalos sabiamente. Los trastos pueden esperar, podrías tener incluso algunos guardados por allí desechables que podrían servirte. Usa el agua que posees para lavarte cara, manos y dientes. Tal vez darte un baño corto podría ayudarte el contenido de un garrafón.

Quizá te interese:
Cortes de agua en la CDMX entérate de todo

Usa alternativas de higiene

La asepsia es de suma importancia, sobre todo para los pequeñitos de casa, las mujeres, la gente mayor y las mascotas. Para ello podrías usar toallitas húmedas para higiene personal, talco para refrescar y gel antiséptico para las manos, ya que no es necesario lavarlas continuamente si cuentas con este aliado en casa.

La cocina no tiene por qué sufrir

Por supuesto, hay que comer, pero bien podrías preparar platos secos, como son tortas, sandwiches, palomitas, tostadas, pan o cosas que no lleven tanta producción para comer como atún, ensalada acompañada de proteína como jamón, queso, huevo cocido y más. Con ello, usarás los trastos absolutamente necesarios para preparar lo que necesites.

¡Listos los consejos! Deja las trivialidades de lado y trata de llevártela lo más leve posible.

 

 

Por: Azenet Folch