1

El pasado fin de semana sucedió algo importante en las páginas del The New York Times y The Guardian. Esto a consecuencia de que Facebook ha recopilado información nuestra durante años y no pretende quedarse casi nada en confidencialidad.

Seamos honestos, ¿cuántos de nosotros valoramos como se debe nuestra privacidad a estas alturas de la historia humana, cuando usamos nuestras redes Sociales para informar de absolutamente todo a nuestros parientes y amigos? Pues piénsalo dos veces de ahora en adelante antes de compartir algo innecesario en ellas, ya que esta data, podría ser vendida y ¿sabes? aunque me he peleado mil veces por decir esto, la data podría ser el oro del futuro por muchas razones. ¿Quieres saber cuáles?

Quizá te interese:
Emojis AR de Samsung y Disney competirán con Animojis de Apple

El ya famoso escándalo de Cambridge Analytica, despertó curiosidad en todo el mundo, esto a causa del tipo de datos que las redes sociales recopilan a diario sobre nosotros y lo que pueden obtener apps y servicios de terceros.

¿Cómo sucede esto? Simplemente recuerda que detrás de toda aplicación o servicio gratuito, hay un modelo de negocio muy redituable para los dueños del que muy probablemente se sostenga en el uso de nuestros datos para mostrarnos publicidad o para que sean usados por terceros. ¿No me crees? La frase favorita en las conferencias de tecnología aplicada a este tipo de mercado dice… “Si es gratis tú eres el producto”.

The New York Times y The Guardian revelaron el pasado fin de semana, que la firma Cambridge Analytica utilizó los datos de aproximadamente 50 millones de usuarios de Facebook para propagar anuncios políticos. Por ello, Mark Zuckerberg anunció mejoras en su privacidad, pero… ¿Sabes en realidad cuántas cosas sabe de ti y cuáles vende?

Facebook Newsroom

Tal vez has notado que cuando generas una cuenta de Facebook la info que proporcionas en esta plataforma es bastante detallada. ¿Pero qué sucede con ella? Esta es oro molido para terceros que compran la información en su beneficio. El simple hecho de saber tus gustos y costumbres, te convierte en un “sujeto de pruebas” por ejemplo para la Publicidad y el Marketing, aunque no debemos olvidar que la información que hemos cedido a la red social ha sido por decisión propia y consciente.

La información que básicamente no tenemos de otra ceder es:
  • Nombre
  • Fecha de nacimiento
  • Sexo
  • E-mail
  • Número telefónico
Pero el problema viene después, cuando para «mejorar nuestro perfil», damos datos de más, como:
  • Foto de perfil
  • Lugar de residencia
  • Lugar de nacimiento
  • Creencias religiosas
  • Ideología política
  • Idiomas que dominas
  • Interés entre hombres o mujeres
  • Trabajo actual                                               
  • Trabajos anteriores
  • Estudios
  • Aptitudes y habilidades profesionales
  • Situación sentimental
  • Familiares y para ello necesitas taggear otros perfiles en Facebook
  • Sobrenombres
  • Acontecimientos importantes sucedidos recientes como cambios de país, graduaciones, hijos, puestos de trabajo recientes o empleos
  • Fotografías con información adicional como:
  • Personas que te acompañan en la foto
  • Lugar dónde se tomó la foto
  • Fecha en la que se tomó la foto
  • Modelo de cámara o smartphone con el que se tomó la foto

En caso de agregar las fotos que tomaste en álbumes con sus respectivos nombres automáticamente Facebook toma la información y te agrupa en un contexto social.

No nos olvidemos de nuestros amigos o contactos. Con ellos, facilitas la creación de «perfiles sombra«, para Facebook.

Con estos datos, la red social segmenta y dirige publicidad relevante que se ajuste a todos tus gustos y preferencias, aquí entra la raíz del pleito por lo que estoy escribiendo este artículo.

The New York Times y The Guardian revelaron el pasado fin de semana, que la firma Cambridge Analytica utilizó los datos de aproximadamente 50 millones de usuarios de Facebook para propagar anuncios políticos. Por ello, Mark Zuckerberg anunció mejoras en su privacidad, pero… ¿Sabes en realidad cuántas cosas sabe de ti y cuáles vende?

TechSpective

Pero si creías que es todo, no es así. Facebook tiene el poder de saber absolutamente todas las direcciones IPs desde las que te conectas. ¿Quieres más? Tu posición geográfica también está en juego.

Por supuesto, es muy probable que por no leer y oprimir “acepto”, sin más, Facebook acceda a los datos GPS de tu smartphone, por lo que es capaz de saber dónde estás, en todo momento… ¡Sí, en todo momento!

Quizá te interese:
Qué aprenderemos los mexicanos de la huelga de Amazon en España

Podrás imaginar que las actividades que haces dentro de la red social, están más que rastreadas y grabadas para siempre en la plataforma, incluyendo quién es tu consenti@ para dar Favs, de qué temas compartes contenido, en fin…

¿Asustado? Lo peor viene con el conocimiento pasivo que le dimos conscientemente a Facebook acerca de nosotros y lo que hay detrás en el perfil fantasma que mencionamos anteriormente, ya que aunque no te enteres que los toman, estos parámetros de segmentación, son lo más preciado para los publicistas anunciantes.

¿Qué hay de las Apps? Pues nada, es lo mismo pero más descarado, así que procura no vincular tus Apps con el perfil de Facebook, porque aunque te asustes, hasta las horas que duermes, sí, Facebook, ya las sabe.

 

 

Por: Azenet Folch. 

1