Stephen King es uno de los escritores de terror más exitosos y productivos desde hace varias décadas, aunque tiene bajas, las altas resultan ser muy buenas. Las historias que salen de su imaginación, desde muy temprano en su carrera, llamaron la atención de guionistas y productores de tele y cine.

Sin embargo, no todos los resultados fueron buenos; algunos, ni siquiera podían considerarse decentes. Pero hoy te recomendaremos tres adaptaciones que, no sólo respetaron el espíritu de las historias, sino que en algún momento se considerarán clásicos.

Cementerio de mascotas (1989)

Esta historia empieza con la llegada de la familia Creed al pueblo de Maine, donde Louis, el padre, aceptó un trabajo como médico en la universidad. Como vecino tienen a Jud, quien les cuenta la historia del cementerio de los Micmacs y de su poder de regresar a la vida todo lo que ahí es enterrado, aunque aquello que vuelve, se convierte en un ente demoníaco en realidad.

La trama se torna oscura cuando muere Church, el gato de la familia, y posteriormente Cage, el hijo menor del matrimonio, en un terrible accidente. Pero, como conoce la historia del cementerio, Louis toma la decisión de enterrarlos a ambos en aquel lugar.

¿Por qué verla? Lo que vas a ver en la pantalla le es fiel a lo que está escrito en la novela, de principio a fin. Además, bastan las acciones de un gato y un niño pequeño venidos de la muerte para provocar miedo.

The Mist (2007)

Esta ocasión, el pueblo de Maine es amenazado por la rápida llegada de una niebla espesa que todo lo cubre y que resguarda en su interior una serie de criaturas que matan a cualquiera que tenga la mala suerte de encontrarse con ellas.

Nuestros protagonistas, David Drayton y su hijo pequeño Billy, son atrapados en un minisúper, y empiezan a temer de algunos de sus vecinos, que conciben ideas religiosas bastante extremas.

¿Por qué verla? Si eres fan de Lovecraft te encantarán los monstruos que salen de ahí. Los personajes están tan bien delineados, que pronto desearás su muerte. Si bien en la novela el final es muy diferente, el de la película resulta ser tan bueno, como perturbador.

Quizá te interese: Los expedientes secretos Z: El Jinete sin Cabeza.

It (2017)

El pueblo de Derry, desde el Siglo XVIII cada 27 años, es azotado por una serie de sangrientos sucesos. En 1958, ocurren de nuevo y el primero en sufrir las consecuencias es el pequeño George. Pero esta vez El Club de los Perdedores se va a enfrentar a eso que los amenaza.

Su forma más usual es la del payaso Pennywise, pero toma la forma de cualquier cosa a la que temas.

¿Por qué verla? Si bien la actuación de Tim Curry, como Eso, en la miniserie de 1990 es fascinante, el trabajo final dejó mucho que desear. Finalmente, Andy Muschietti parece que le hará justicia a la historia.

Por: Aldo Mejía.