Uno de los premios más famosos y codiciados en el mundo es la estatuilla dorada que se le entrega a los ganadores del Oscar.

Sobre el origen este galardón existe una inmensa ámpula de rumores, de hechos verificados y de otros que son parte de los mismos cuentos fantásticos por los que muchos se han vuelto auténticas leyendas en Hollywood.

Está documentado que la primera vez que se le llamo Oscar al premio que hasta ahora entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood fue en 1934 y que se volvió el nombre oficial en 1939.

Sin embargo, el origen del nombre y el modelo de la mencionada estatuilla no se ha podido verificar contundentemente, eso no impide que las historias más famosas y con mayor nivel de veracidad de ambos temas resulten fascinantes.

En primera instancia se dice que el origen del término “Oscar” para designar al premio nació de la inspiración de la bibliotecaria de la Academia, Margaret Herrick, quien en 1928 habría encontrado la imagen física del personaje desnudo bañado en oro con una espada entre sus manos muy similar a la de su tío Oscar. Con el tiempo el nombre se acuñó y habría quedado como oficial poco más de una década después.

Pero aún más cautivadora es la historia sobre el modelo que habría posado para dar vida al supuesto tío de Margaret Herrick.

Pero aún más cautivadora es la historia sobre el modelo que habría posado para dar vida al supuesto tío de Margaret Herrick.

El rumor más popular es que esa estatua se basa en el físico del afamado actor y director mexicano Emilio “Indio” Fernández, quien tras salir de su país hacia Hollywood en la década de los años 20, fue recomendado por su amiga y compatriota Dolores del Río, quien estaba casada con el director de arte de la entonces recién creada casa productora Metro-Goldwyn-Mayer, Cedric Gibbons.

Quizás sea una historia verdadera, quizás se base en hecho reales, quizás sea completamente falsa, al final de cuentas ese misterio ha sido la base del fantástico séptimo arte, ¿ustedes qué creen?

Nota por: Dan Fridman Stalnicovitz.