Los anillos han estado presentes a lo largo de la historia, cumpliendo con propósitos específicos como marcar jerarquías, símbolos, sellos, protección a quién lo portaba, etc. Siempre han tenido una fuerte carga cultural, pero ahora son adornos que obedecen básicamente a fines estéticos.

Son un accesorio que se acopla a la moda en curso. Grandes, pequeños, con pedrería, lisos, de diversos materiales y colores, siempre habrá un diseño adecuado para cada gusto. Últimamente, lo que más se ha dado en cuanto a éste adorno, son los Midi Rings, aquellos que llegan hasta medio dedo.

Algunas siempre tuvimos ese conflicto: no podíamos usar algún anillo porque no entraba por completo; incluso pasó por nuestra mente usarlo así, pero por incomodidad o porque podía no ser “bien visto”, mejor desistimos de la idea.

Ahora es tendencia: se ha visto estas miniaturas en celebridades, y cabe destacar que incluso en los años 90 se utilizaron bastante.

Una de las ventajas de estos accesorios es lo discreto de su diseño, lo que da la oportunidad de usar más y combinarlos. No sustituyen a los tradicionales, sino que son un complemento.

Actualmente, varias tiendas ya cuentan con los midi, pero en el caso de no encontrarlos, siempre se puede usar medidas de niña. Con internet también está la posibilidad de adquirirlos en las tiendas virtuales.

Por: Fabiola Rocha González.