El mole es un platillo típico de México, a dónde sea que vayas, esta exquisitez representa la variedad gastronómica de nuestro país, pues bien, no sólo es físicamente atrayente, sino que detrás de ello tiene un origen y una historia que a lo mejor no sabías. El mole es único de México, la palabra mole proviene en su etimología del náhuatl molli o mulli que significa “salsa”. Sin embargo, en términos concretos, es una mezcla de la gastronomía española y mexicana.

El mole más famoso es el mole poblano sin embargo existe toda una variedad de recetas para dicho platillo.

Lo que hace especial a la mole verde de entre tantos son las pepitas de calabaza. Se piensa en mole y parece complicado, sin embargo no lo es, puesto que todos tenemos en la sangre el toque culinario de nuestros antepasados. Además, es típico de las fiestas patrias o una que otra ocasión especial. Prueba hacerlo en familia o solo, será una experiencia exquisitamente inolvidable.

Aquí la receta:

 Ingredientes:

1 pollo en piezas o carne de cerdo
1 puño de pepitas de calabaza

1 puño de cacahuates
6 tomates verdes
Chile serrano al gusto
1/4 de ramo de cilantro
1/4 de ramo de perejil
2 hojas de epazote
2 rabos de cebolla
3 hojas de lechuga
4 hojas de rábano
1 chile poblano
1 diente de ajo
1/4 de cebolla blanca

P
rocedimiento:

  • Hervir la carne (pollo o cerdo) con un poco de aceite
  • Sacamos la carne y apartamos.
  • Freír las pepitas de calabaza y el cacahuate.
  • Licuamos las pepitas, cacahuates y todas las hojas, tomates, cebolla y ajo.
  • Agregar al pollo o cerdo a la salsa, dejamos hervir a fuego lento, sazonamos.
  • Checar que la carne esté completamente cocida.
    Servir con arroz blanco o rojo.

Por: Alejandra Triujeque