Para donar sangre en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se necesita tener entre 18 y 56 años, y pesar más de 50 kilos. Al acudir a algún banco de sangre, se deberá presentar identificación oficial con fotografía, original y vigente, sea la credencial de elector, el pasaporte, la cédula profesional o la credencial ADIMSS.

Entre los requisitos, el donante deberá tener un ayuno de al menos 4 horas y máximo de 8, habiendo evitado alimentos con grasa 24 horas antes de la donación. En el ayuno solamente se pueden ingerir jugos y comer frutas a excepción de plátano, mamey y aguacate; así como té o café sólo para mantenerse hidratado.

De igual modo, el donante no debe haber estado enfermo de gripe, tos, diarrea o alguna infección dental durante los últimos 14 días. Tampoco haber tomado medicamentos en los últimos 5 días ni haber estado bajo ningún tratamiento de endodoncia, acupuntura o haberse tatuado o perforado en los últimos 12 meses.

Quizá te interese:
¿Por qué siento que me desmayo cuando veo sangre?

Además de no haber sido operado en 6 meses previos a la donación ni haberse vacunado en los últimos 30 días. Del mismo modo que no haber ingerido bebidas alcohólicas en 72 horas anteriores. Si el donante tiene la presión arterial alta y está controlado podría ser candidato a donación, siempre y cuando el médico del Banco de Sangre lo valore según la norma.

No será entregado ningún comprobante de la donación, pero, en dado caso, el personal del Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional La Raza, notificará de ésta a favor del paciente por mail a la jefatura de trabajo social del hospital.

 

Por: Patricia Arredondo