Si de criptodivisas se trata, Neil Haran es un experto en Criptomonedas y Blockchain así como un inversionista ángel, con un número importante de inversiones en Criptomonedas y gran representante del movimiento descentralizador.

Anteriormente fue CEO de InEarth, un importante desarrollador de juegos de video entre los que destaca Rawbots. Previamente fungió como desarrollador senior de empresas como ynga, Lucas Film y Electronic Arts

Recientemente, Neil, se presentó como conferencista en La Ciudad de las Ideas .

En esta nota quiero hablarte del pensamiento crítico y revolucionario Neil Haran, quien vio en el ámbito de las criptomonedas, una vertiente nueva que dio un giro histórico a la manera de manejar el dinero de manera óptima, fuera del ya conocido sistema que con palabras de Neil “básicamente, sirve como un IOU que la sociedad que te brinda un servicio y no caduca mientras la comunidad lo acepte.”

 

Quizá te interese:
Conoce los mejores países para minar criptomonedas

 

Para comprender la mente de Neil, debemos centrarnos primero en entender cómo es que la sociedad y gobierno establecieron el sistema del dinero en el mundo.

El dinero:

Establece una unidad estándar de cambio.

Permite a los usuarios almacenar valor.

Proporciona una forma de realizar pagos.

“Que con su popularidad, requiere una alineación aparentemente milagrosa de intereses.” Esto sucede también con las criptomonedas que “de la misma manera que el lenguaje, tanto hablado como escrito, es una tecnología que se basa en gran medida en una base de usuarios central, una moneda sobrevive en el efecto de la red. En el momento en que la gente ya no confía en su moneda o ya no la usa, es esencialmente inútil.”

Descubre el mundo de las criptomonedas desde una perspectiva de narrativa distinta, de la mano de Neil Haran, con su libro Cryptocurrency – The long game.

Esta premisa, se manejó y vino sucediendo con la moneda corriente de la cual, por ejemplo “la gente tiende a confiar en el USD, la libra esterlina y el euro porque están vinculados a gobiernos grandes que tienen intereses creados en mantener la moneda estable. Estas monedas también tienen una vasta red de infraestructura bancaria autorizada por el gobierno para respaldarlas.”

Así mismo Neil, nos habla en su libro, de eventos importantes en el mundo con el uso del dinero corriente y lo que implica continuar con una economía un tanto obsoleta, por llamarlo así, Este gran suceso fue la depreciación de la moneda en la llamada Gran Depresión mundial de 1930, donde se dio un claro ejemplo, que demostró que hasta cierto punto, la centralización de los mercados arrastra a los países a catástrofes como cuando “los bancos centrales de diferentes países compiten para devaluar sus propias monedas para mejorar aparentemente la producción interna”, que posteriormente “fue parcialmente resuelto por el sistema de Bretton-Woods en 1944” y finalmente la economía estadounidense repuntó del resto, cuando “en 1971 durante la administración de Nixon, el dólar estadounidense se desacopló completamente del oro.”

El tiempo corre tan rápido durante la lectura del libro ‘Cryptocurrency – The long game‘ que de un salto inesperado llegamos al pago con tarjetas y el temido fraude, que de acuerdo a sus palabras, “el procesamiento de las tarjetas de crédito es exorbitante en comparación con las transacciones en efectivo que en los sistemas de pago se encuentran centralizados en última instancia.” y encima “compañías como Visa y MasterCard que tienen un oligopolio virtual en la industria de las tarjetas de crédito.” que por supuesto, “como cliente, está protegido (o aparentemente protegido) de muchos de los riesgos y aspectos negativos del uso de los sistemas de pago electrónico.” ¿Pero qué hay de cierto en esto si “el fraude con tarjetas de crédito le cuesta dinero a todos, excepto al criminal, por supuesto.”?

En definitiva y como un hecho anunciado y aún con los fraudes a la vuelta de pago en línea, “en todo caso, los pagos en efectivo comenzarán a disminuir a medida que los usuarios cambien su enfoque a las billeteras móviles.” según Neil Haran.

Sin embargo y de acuerdo a lo que Neil nos mencionó en ‘Cryptocurrency The Long Game’ aún existiendo WeChat Pay, Android Pay y Apple Pay, incluso PayPal, estas plataformas “siguen utilizando el sistema bancario.” por lo que “Royal Canadian Mint implementó una tecnología llamada MintChip a principios de 2010.9 10 Esto tenía la intención de reemplazar el efectivo fiduciario físico con una billetera de hardware digital que podía realizar transacciones en línea y fuera de línea, sin la necesidad de ninguna autorización de terceros. Todas las transacciones fueron permanentes e instantáneas.

Descubre el mundo de las criptomonedas desde una perspectiva de narrativa distinta, de la mano de Neil Haran, con su libro Cryptocurrency – The long game.

Esto lo logró con un modelo similar a las criptomonedas como Bitcoin. Incluía una identificación digital con una firma única que permitiría a los usuarios acceder al valor almacenado en el MintChip.” que no fue “completamente imposible de rastrear, debido a su necesidad de cumplir con las leyes contra el lavado de dinero, y su confianza en el hardware para la seguridad significaba que MintChip era menos flexible.” y así comenzó el nacimiento del mundo de las criptomonedas como lo conocemos hasta ahora, ya que esta tecnología vendida en 2016 “dejó un legado y sirvió como el primer ejemplo sólido de transacciones ciegas.”

Al pasar los años y luego de experimento tras experimento, Neil nos hace ver la realidad, con hechos, “todos los métodos de pago digitales tenían una profunda falla en común: la centralización.”

Es una realidad que de acuerdo al pensamiento de Neil, al dar el salto del dinero centralizado al descentralizado, las criptomonedas “recientemente, incluso han ayudado a imponer el consenso en una economía. Se podría decir que esta es una de las innovaciones fundamentales de las criptomonedas: no hay poder humano centralizado; en su lugar, simplemente está el corazón frío y desinteresado de un proceso que se ejecuta en segundo plano.”  ya que “en teoría, las criptomonedas no tienen puntos débiles ni sesgos, porque se han eliminado. De las manos de los seres humanos imperfectos. No hay pensamiento involucrado. No pueden ser corrompidos, y no pueden ser atacados por autoridades externas. No hay nada que atacar, después de todo. Solo hay un algoritmo inconsciente. El gran pionero en estas monedas inconscientes se llama Bitcoin.”

 

Quizá te interese:
¿Cómo afecta la ley Fintech a las criptomonedas actuales?

 

En conclusión el libro ‘Cryptocurrency – The long game By Neil Haran’, encontrarás explicado paso a paso, la historia resumida de la economía mundial y principalmente el cómo la tecnología de las criptomonedas decentralizó el dinero y podría ser el precursor de una forma nueva de intercambio comercial sin repercusiones en los bolsillos de la población, que podría llevarnos a un futuro donde exista “una sociedad que realmente se autorregula” además que “funciona de manera cohesiva y es verdaderamente democrática.” a lo que Neil llama “revoluciones no violentas como estas son cada vez más posibles gracias a la existencia de tecnologías como las criptomonedas.”

 

Por: Azenet Folch