Arnav Sharma, un pequeño de origen hindú que vive en Inglaterra, realizó el test de inteligencia Mensa, la principal asociación internacional de superdotados en la que se encuentran las mentes más brillantes del mundo y con un gran coeficiente intelectual. Para sorpresa de muchos, lo aprobó con 162 puntos, 13 más de los necesarios para su admisión en Mensa.

El IQ de Arnav supera por dos puntos a Albert Einstein y Stephen Hawkings, grandes genios en la historia.

 

Quizá te interese:
La carta donde Albert Einstein rechazó a Dios fue subastada en casi 2.9 millones de euros

 

Arnav es considerado un genio, pues supera el nivel de un “superdotado” (categoría para quienes superan 140 puntos).  Dice este muchachito que la prueba “es muy difícil y no mucha gente la pasa. De hecho no se espera que lo superes”; además, él no tuvo ninguna preparación (y tú rompiéndote la cabeza para contestar un examen de cinco preguntas abiertas).

Y el que no se preparara antes de realizar el test, plantea a los expertos que su inteligencia es congénita; “su padre es muy inteligente, pero no tanto como él”, confesó la madre, quien además dijo que su pequeño “con tan sólo dos años y medio sabía contar hasta más de 100. Dejé entonces de enseñarle. Cuando te pones a aprender números ya se sabe que aquello no acaba nunca”.

Ahora Arnav pertenece al selecto grupo de Mensa y ahí perfeccionará el dispositivo capaz de monitorizar el asma; uno de sus sueños es “ayudar a los muchos niños que lo padecen e intentar que no estén sobremedicados”.

Por: Nadia Juárez.