Ya no temas a ver tus nudes en Facebook. Pero para ello, la red de Mark Zuckerberg debe verlas primero; este es un intento por bloquear el porno negativo o por venganza. 

Imagina la bochornosa situación de confiar en alguien a ciegas y que te traicione solo por vengarse de ti. Peor aún, sin razón alguna te exhibe en «Face», la red social más popular del mundo. Eso se acabó.

Tal vez escuchaste ya el término revenge porn o pornografía vengativa, que se refiere al contenido sexual explícito que se publica en internet sin el consentimiento de quien aparece en él; por desgracia, esta práctica es cada vez más común.

Por ello, la compañía comandada por Mark Zuckerberg decidió poner manos a la obra e implementó una estrategia para evitar comportamientos negativos en su plataforma que evidencien a sus usuarios.

Facebook solicitó subir videos o fotos nudes en Messenger
para protegerte del mal uso del contenido.

Hablemos de datos: La Data & Society Research Institute mostró que en el 2016, aproximadamente el 4 % de los usuarios fueron víctimas de revenge porn y las mujeres menores de 30 años son las más afectadas con una elevación en el porcentaje de un 10 %.

Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Canadá dieron banderazo al programa piloto el cual con la ayuda de la inteligencia artificial, reconocerá y bloqueará imágenes muy puntuales.

¿Cómo funciona?

La plataforma de Facebook creará una huella dactilar digital de la imagen que marques en Messenger, lo que provocará que se bloquee automáticamente en el sitio donde se encuentre una fotografía similar con fecha anterior o posterior. Así evitarás malas praxis en la red de una forma rápida y concisa.

Facebook NO almacenará tus fotografías

Pero no te preocupes porque Facebook almacene tus fotografías, porque la inteligencia artificial de la plataforma es la única que tendrá accesos a ellas.

Aunque parece que es una idea completamente descabellada, podría salvarte del ridículo. Desgraciadamente, por ahora, sólo es realidad en Facebook y no en otras plataformas en la red.

Por: Azenet Folch.