La cosa es sencilla, sí tienes una propiedad inmobiliaria, pagas. Aunque puede ser un terreno, casa, comercio o lo que sea, debes rendir tributo al señor feudal, o como se le conoce actualmente impuesto predial.

El pago es anualmente y depende de la entidad donde vivas es el monto, pero en general corresponde al valor catastral de tu inmueble. En la Ciudad de México hay tres tipos de valor de suelo:

  • Según la ubicación del inmueble.
  • De acuerdo a la delegación.
  • Si no cuenta con un enclave, puedes obtenerlo como se explica aquí.

Así mismo la Oficina Virtual del Catastro (Ovica) te permite consultar los trámites, requisitos y realizar cálculos relacionados con este impuesto, y aunque probablemente tendrás que visitar las oficinas físicas (Secretaría de Finanzas / Dr. Lavista número 144, Acceso 1, Primer Piso Colonia Doctores, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06720), esto te dará una guía completa para calcular el valor de tu inmueble y su impuesto correspondiente.

Quizá te interese: ¿Cómo tramitar la licencia de conducir o tarjeta de circulación en CDMX?

Lo más importante es que aquí, obtienes tu línea de captura para realizar el pago del impuesto y evitar más complicaciones en el trámite. Recuerda que además de tesorerías puedes depositar en los siguientes lugares.

 

Por último, si cumples con tu deber de ciudadano responsable y desfalcado, hay descuentos por realizarlos en los primeros dos meses del año, en 2018 el 8 % se otorga en enero y el 5 % en febrero.

 

 

Por: Margares.