En una creciente Ciudad de México en la década de los sesenta, y por el reto que representaba para nuestro país organizar los Juegos Olímpicos, se construyó el Palacio de los Deportes: un complejo arquitectónico que tardó dos años en edificarse; se inauguró el 8 de octubre de 1968, por el expresidente Gustavo Díaz Ordaz.

A cargo del diseño del proyecto estuvieron los arquitectos Félix Candela, Antonio Peyrí Maciá y Enrique Castañeda Tamborell. La empresa que se encargó de su construcción fue el grupo ICA (Ingenieros Civiles Asociados), quienes iniciaron la obra el 15 de octubre de 1966. El diseño original de Candela, se inspiró en el Palacio de los Deportes de Roma, que también se construyó para albergar los Juegos Olímpicos que se celebraron en 1960.

Cuando aún estaba en construcción, un medio estadounidense le llamó El Palacio de los Mil Soles, esto por la peculiar forma de su fachada. Y es que, si usted observa esta construcción, debe saber que ésta se debe a que Candela decidió usar columnas, para aminorar la cantidad de concreto que se iba a utilizar en la estructura. Sin embargo, y por pura imagen, se recubrió con cobre. Lo que le vale hasta nuestros días el mote de Domo de Cobre.

Aunque su origen fue meramente deportivo, es la música lo que le da su mayor esplendor pues por él desfilan cada año cientos de actos, entre conciertos y festivales. Con una capacidad para 20 mil personas, es uno de los recintos favoritos para ver espectáculos. Esto a pesar de que el sonido muchas veces resulta ser deficiente, ya que por su estructura no es el lugar idóneo para conciertos.

Pero como la música es su principal uso, se le hicieron diversas modificaciones para aminorar la situación.

El Palacio de los Deportes está cerca de cumplir 50 años y sigue firme, como una de las postales distintivas de la ciudad.

···

Ubicación: Avenida Viaducto Rio de la Piedad y Rio Churubusco S/N. Colonia Granjas México. C.P. 08400. Ciudad de México.