Si de cara al fin de semana no elegiste dónde despejar la mente, e inclusive te quieres alejar un poco de todo la Ciudad de México, hoy te presentamos Aculco. Sí, de vez en cuando recordamos que el Estado de México es más que las zonas de las que escuchamos todos los días; para muestra tenemos este lugar que ostenta el título de Pueblo Mágico.

Para animarte a visitarlo, te decimos que el clima es de lo más agradable. Obviamente no hay como una caminata y sus calles resultan idóneas para ello; y como es igual de importante el lugar al que se llega, los sitios interesantes abundan.

En la parroquia y exconvento de San Jerónimo, cuya construcción data del siglo XVI, descansa la obra La Última Cena de Miguel Cabrera. Él pasa a la historia como uno de los artistas más destacados del virreinato. Y si de lugares históricos hablamos, Casa Hidalgo es un referente pues ahí hizo una parada el padre de la patria en 1810.

Quizá te interese: Paseos Urbanos: Malinalco.

Si prefieres los atractivos naturales, en Aculco culmina un entramado sistema de montañas con la Presa Ñadó. ¡Tiene unos tres mil 300 metros de altura! Además, el cerro, se da el lujo de rodearse de una gran cantidad de vegetación. A este lugar es relativamente fácil llegar; toma la carretera Panamericana, o bien, pregunta por la comunidad Toxhie.

Paseos urbanos: Aculco, Pueblo Mágico en el Estado de México

cityexpress.com

También tienes como opción las cascadas de la Concepción y Txhiñú; las primeras tienen unos 25 metros de altura y como marco una serie de columnas basálticas, mientras que las segundas tienen caída de 15 metros.

Si el calor te persiguió hasta acá, prueba suerte con el Balneario Municipal de Aculco, bastante cerca de la Parroquia de San Jerónimo. Por la comida ni te preocupes, que la mejor forma de conocer la gastronomía es en los puestos menos vistosos.

Quizá te interese: Paseos Urbanos: 3 Temazcales cerca de la CDMX.

Para llegar ve por Periférico norte y continúa por la autopista México – Querétaro. En el kilómetro 115 está la desviación a El Rosal y Arroyo Zarco.

Por: Aldo Mejía.