Canadá prohibirá algunos tipos de plásticos. Son todos aquellos que su uso fue destinado para una sola vez. Esto sucedió en una rueda de prensa en la Reserva Natural Gault de la Universidad de McGill,  a unos 50 kilómetros al sur de Montreal y el dictamen fue dicho por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Ésta determinación del gobierno, obligará a compañías que producen o usan plásticos de este tipo a no emplearlos más y entrará en vigor a partir del 2021. Con ello,  las compañías que fabrican o los utilizan este tipo de empaquetado, serán quienes se encarguen de todo el ciclo de reciclaje, aunque no especificó qué productos exactamente dejarán de ser permitidos.

Quizá te interese:
La Edición No.35 del Reciclatrón por el Día Internacional de Reciclaje

Cabe resaltar que en octubre de este año, Trudeau convocará a elecciones. Por ahora, se encuentra en segundo lugar en las encuestas por detrás del Partido Conservador.

El primer ministro canadiense declaró que la decisión de qué productos específicos serán prohibidos estará basada en “ciencia” y que se darán a conocer “cuando sea apropiado”.

El anuncio se produce también, en medio de la polémica desatada por el envío de Canadá a Filipinas en 2013 y 2014 de decenas de contenedores de basura plástica y otros desechos, que no pueden ser reciclados. Luego de esto y disputas diplomáticas, Canadá aceptó el regreso de los contenedores que han estado estancados desde hace casi seis años en el puerto de Manila.

Un estudio conocido en 2019, reveló que Canadá sólo recicla un 9 % de la basura plástica que genera y que el 87 % de los productos plásticos que acaba en los vertederos.

El Gobierno de Canadá dio a conocer que para 2030, si nada cambia, los canadienses tirarán a la basura materiales plásticos por valor de 11.000 millones de dólares canadienses (unos 8.140 millones de dólares estadounidenses) al año.

Sin embargo, Trudeau reconoció hoy que Canadá no hace lo suficiente para enfrentarse a un problema que se convirtió de una crisis medioambiental, a una amenaza a la salud, ya que recientes estudios descubrieron plástico en el aire, el agua de consumo y la comida.

Quizá te interese:
Starbucks dijo adiós a los popotes de plástico en sus establecimientos

“Al mejorar la forma en que gestionamos la basura plástica e invertir en soluciones innovadoras, podemos reducir 1,8 millones de toneladas de carbono de contaminación, generar miles de millones de dólares en ingresos y crear aproximadamente 42.000 empleos”, añadió el primer ministro canadiense.

La ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, Catherine McKenna, añadió que son corrientes “las impactantes imágenes de peces, tortugas de mar, ballenas y otros animales lesionados o muertos por la basura plástica en nuestros océanos”.

“Los canadienses esperan que actuemos”, añadió McKenna.

 

 

Por: Azenet Folch