El jueves 30 de marzo se realizó el Primer Encuentro de la Comunicación con la Psiquiatría, en el cual profesionales de la salud mental dieron herramientas a los periodistas para difundir, de forma adecuada, toda la información respecto a los padecimientos de la mente y la importancia de detectarlos y tratarlos lo más pronto posible.

Especialistas aseguraron que más de la mitad de la población de nuestro país no cree en la existencia de estas enfermedades.

Los científicos explicaron que estos padecimientos no son casos aislados que sólo se presentan en determinadas personas pertenecientes a grupos de riesgo, sino que las estadísticas dictan que uno de cada cinco mexicanos padece al menos una enfermedad mental. Depresión, estrés postraumático, trastorno de pánico, trastorno bipolar y ansiedad generalizada son las más frecuentes.

psiquiatras y periodistas se reunieron, conoce los detalles en actualmx

shutterstock

Lo complicado es que, a diferencia de otros males, los de la mente son estigmatizados por nuestra sociedad. Y es precisamente esta estigmatización uno de los temas que el presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM), Enrique Chávez, dijo, es posible atacarse desde los medios de comunicación mediante la difusión de información correcta.

Un mito que usó de ejemplo fue la creencia de que los pacientes psiquiátricos son violentos, sin embargo, apuntó que hay muy pocos casos de episodios violentos relacionados con enfermedades mentales, y que éstas, muchas veces, son consecuencia de la exposición a la violencia.

psiquiatras y periodistas se reunieron, conoce los detalles en actualmx

shutterstock

Los expertos concluyeron que es necesario informar a las personas sobre las características de los padecimientos más comunes y sus señales tempranas para reconocerlas, ya que mientras más rápido comience el tratamiento, más efectivo será.

El evento fue organizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM), la APM y la Asociación Psiquiátrica de América Latina (APAL), con el apoyo de algunas compañías farmacéuticas como IFA Celtics y Psicofarma.

Por: Gerardo Guillén.