Los oxiuros provocan infecciones intestinales provocadas por pequeños gusanos parasitarios. Son las más comunes las desarrolladas por ascárides, por lo que la infección por oxiuros afecta a millones de personas cada año, sobre todo a niños en edad escolar.

Que alguna persona de tu familia contraiga una infección de este tipo, no quiere decir que tenga que ver con su higiene personal. Esto debe quedarte muy claro.

Dichos gusanos no provocan ningún dolor, solo picores, pero con una buena atención, no durarán mucho en el interior del paciente.

Quizá te interese:
El papel higiénico en el bote de basura propicia infecciones

La manera en la que esta infección se propaga, es el contagio o bien, al ingerir los huevos microscópicos de lombrices, que se encuentran en prácticamente, todas partes, como:

  • sábanas
  • toallas
  • ropa de vestir (sobre todo, ropa interior y pijamas)
  • váteres
  • lavabos
  • alimentos
  • vasos
  • cubiertos y otros utensilios de cocina
  • juguetes
  • encimeras y pollos de la cocina
  • pupitres y mesas de comedores escolares
  • arena (de parques y cajas)

Al entrar los huevos en el sistema digestivo, se abren en el intestino delgado. Las larvas de las lombrices avanzan hasta llegar al intestino grueso. Una vez allí, viven como parásitos (con las cabezas adheridas a las paredes internas del intestino).

Luego de aproximadamente 1 ó 2 meses después, las hembras de lombriz se desplazan desde el intestino grueso hasta el área que hay alrededor del recto. Allí, depositarán sus huevos y estos generan picores en la zona del ano.

Al reaccionar de manera natural y rascarse, los huevecillos se adhieren a los dedos que repiten el ciclo de la incubación de estos y comienza nuevamente.

Por desgracia, los huevos suelen vivir de dos a tres semanas, sobre cualquier superficie, por lo que es muy probable que contraigas la invasión nuevamente, si no sigues los pasos necesarios para deshacerte de estos molestos parásitos.

Las infecciones intestinales frecuentes deberían ser tratadas con seriedad, una de las más frecuentes son las desarrolladas por oxiuros.

Es un hecho que las mascotas no tienen nada que ver con tu infección por oxiuros. Las lombrices intestinales nunca provienen de los animales domésticos.

Síntomas

El picor alrededor del ano y el sueño inquieto a causa de la comezón, es uno de los síntomas más frecuentes. Por las noches se intensifica el síntoma,  porque las lombrices se desplazan al área que hay al final del recto (el ano) para poner sus huevos. Incluso las mujeres que presentan infecciones por lombrices se pueden extender al área de la vagina y provocar flujo vaginal. Debido al intenso rascado, se producen roturas en la piel, esto puede conducir a infecciones bacterianas en la piel afectada.

Cómo detectarlas

Parecen pequeños trozos de hilo blanco, con longitud aproximada del tamaño de una grapa. También es posible que los veas en la ropa interior por la mañana.

Dolor abdominal y las náuseas son síntomas de grandes cantidades de lombrices en el intestino.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que acudas al médico y te diagnostiquen esta infección en caso de padecerla, es posible que el médico decida tratar a toda tu familia, sobre todo si se repite el cuadro clínico frecuentemente.

Quizá te interese:
Síntomas del Sarampión | Identifica esta enfermedad altamente contagiosa

Una vez que las lombrices desaparezcan, los picores pueden continuar durante una semana. Por lo que probablemente te receten también crema u otra medicación para aliviar el picor.

Cómo evitarlo

  • Lávate las manos a menudo, sobre todo, después de utilizar el  baño y antes de comer.
  • Al bañarte, siempre cambia tu ropa interior y de traje de baño cada día que los utilizan.
  • Mantén tus uñas cortas y limpias.
  • Lave tu  pijama frecuentemente.

 

Por: @AzenetFolch