Hay algo que dice más de ti que tus propias palabras y es tu lenguaje corporal, un simple movimiento te delata y muestra tu verdadero “yo”. No importa si eres muy “verbo”, si tu cuerpo no concuerda con lo que dices, es posible que tus mensajes sean confusos.

A través de este es posible identificar a un mentiroso, un tímido o un líder. “Sólo el 7% del mensaje emitido cobra sentido a través de las palabras, siendo el restante 93% influenciado por el lenguaje corporal, como más se le conoce”, Albert Mehrabian, psicólogo.

Si no quieres envíar mensajes incorrectos a tus amigos, pareja o en tus entrevistas de trabajo, debes evitar a toda costa estos gestos corporales:

Tocar tu pelo:
Es una señal de distracción.

 

via GIPHY

Cruzar los brazos:
Refleja incomodidad, que alguien está a la defensiva y es poco fiable. Es mejor mostrar tus manos, así sabrán que no tienes nada que esconder.

Contacto visual:
Durante una conversación procura mantener contacto visual, sólo toma en cuenta que, mirar intensamente al receptor puede incomodarlo, y no hacerlo demuestra disgusto o falta de confianza.

 

via GIPHY

Encorvarse:
Esta postura es un signo de desconfianza en ti mismo.

Jugar con los dedos:
Este gesto es uno de los más difíciles de evitar, ya que denota nerviosismo y falta de poder por la persona que lo realiza.

No sonreír:
Sonreír demuestra confianza, calidez y energía. Si no sonríes difícilmente lograrás que las demás personas confíen en ti.

 

via GIPHY

Distraerse:
Evita a toda costa mirar tu celular, reloj o distraerte con las personas que se encuentran alrededor, cuando hables con alguien, pues si lo haces creerán que no te interesa la conversación y de mandarán a volar.

¿Qué gestos de lenguaje corporal es mejor evitar?

Por: Nadia Juárez.