Cada vez son más las personas que buscan alternativas a los fármacos para atender sus problemas de salud. La Fisioterapia es una de las principales, ya que ésta disciplina de la salud ofrece tratamientos tales como ejercicios, terapias a base de calor, frío, agua, masajes, electricidad, entre otras.

A diferencia de los curanderos, que utilizan métodos naturales y rituales, los fisioterapeutas son profesionales sanitarios que cuentan con una formación y un título para poder ejercerlo.

Tiene como objetivo, según la Ley del ejercicio de la Fisioterapia, “el estudio, la valoración funcional, comprensión y manejo del movimiento del cuerpo humano, como elemento esencial de la salud y el bienestar del individuo”.

 

Quizá te interese:
 Leche de almendras: Una bebida saludable y beneficiosa

 

Es por ello, que las acciones de esta disciplina deben estar orientadas a la promoción, prevención, habilitación y rehabilitación para la recuperación posible las funciones de las personas, la mejora de su calidad de vida y contribución al desarrollo social.

Conforme a la valoración del enfermo/a y su diagnóstico, se podrán diseñar un tratamiento terapéutico adecuado. Entre éstos, se puede encontrar:

  • La masoterapia (la aplicación de diversas modalidades de masaje).
  • Terapia por movimiento o Kinesioterapia.
  • Reeducación postural
  • Movilizaciones articulares, neuro-meníngeas, fasciales y viscerales.
  • Manipulación vertebral y de articulaciones periféricas.
  • Electroterapia (aplicación de corrientes eléctricas).
  • Hidroterapia (terapia por el agua).
  • Ultrasonoterapia (aplicación de ultrasonidos).
  • Termoterapia (terapia por el calor).
  • Crioterapia (terapia por el frío).

Para conocer clínicas de Fisioterapia en la Ciudad de México, solo da click aquí.

 

 

Por: Fabiola Rocha.