Hoy más que nunca la sociedad le ha dado una especial importancia a tener una vida saludable y consciente con el medio ambiente. Por supuesto, al igual que con cualquier cosa que se atreve a distanciarse de la “normalidad”, algunas elecciones de vida como el veganismo suelen ser clasificadas como una moda, excentricidad, e incluso como algo negativo… pero la realidad es muy diferente.

Quizá te interese:
Versión vegetariana para preparar una receta de un delicioso sándwich con mucha fibra

Antes que nada, el ser vegano significa rechazar el consumo de cualquier producto de origen animal o que durante su producción involucre la manipulación de animales. Es un concepto diferente al vegetarianismo puesto que aunque el vegetariano no consume carne, muchos vegetarianos incluyen en su dieta productos de origen animal como la leche y el huevo. El vegano rechaza alimentos como el pan tradicional (pues utiliza leche y huevo) y otros productos como la miel de abeja.

Veganismo

phillud-711.info

¿Por qué o para qué ser vegano? Existen tantas razones como veganos hay en el mundo pues se trata de una elección completamente personal, pero la mayoría gira en torno a dos ejes principales: el respeto a la vida animal y el cuidado del medio ambiente. Por supuesto que habrá quienes profesen razones más místicas, pero de todo hay en la villa del señor.

Al respecto de los animales y a menos que acostumbremos conversar con potenciales sociópatas, podemos preguntarle a cualquier persona si la vida animal tiene un valor equiparable con el de la vida humana y la mayoría nos dirá que sí sin importar sus hábitos alimenticios (en especial aquellos dueños de perro, gato, o cualquier mascota). Pues bien, el veganismo involucra respetar el valor de la vida animal al rechazar la industria alimenticia que saca provecho de ellos.

Guarden las antorchas. El veganismo no sugiere que el comer carne sea inmoral o que sea antinatural. El león come cebra, los osos comen salmón y es perfectamente natural que el ser humano consuma algunos animales… lo que no es natural, en cambio, es inyectar hormonas de crecimiento al ganado para que produzca más carne o leche, privarles la libertad a lo largo de toda su vida, obligarlos a reproducirse como si fuesen máquinas, etc.

Veganismo

Monique W. Stenhagen

Así que… ser vegano no involucra una supuesta superioridad moral como algunos detractores suponen, simplemente se trata de ser coherente con el amor y respeto hacia los animales que muchas personas profesan. No porque esté mal comer carne (pues es natural) sino porque el sistema capitalista ha convertido la producción de alimentos de origen animal en prácticamente una normalización de la tortura.

Por lo demás, incluso existen motivos sociales legítimos para inspirarse a ser vegano. De acuerdo con estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se ha comprobado que las emisiones provocadas por el ganado afectan la atmósfera a tal grado de ser un factor importante en el cambio climático provocado por el hombre (o en este caso, los animales manipulados por el hombre).

Encima, la deforestación de la tierra para las áreas dedicadas al ganado también modifica de forma negativa el medio ambiente. Claro, las vacas comen pasto de todos modos, pero no de la manera abrumadora que ha permitido la industria alimenticia moderna. Por otro lado, estudios de la FAO sugieren que si las toneladas de cereales destinadas al ganado se emplearan en cambio para el consumo humano, rendirían hasta 26 veces más que las vacas engordadas para ser comidas.

Veganismo

proalve

Todos estos datos parecen un regaño para los no-veganos, pero se trata más bien de un esfuerzo por lograr la comprensión y legitimización de un movimiento social que no busca más que cierta coherencia moral y apoyar en el cuidado del medio ambiente. Si no estás de acuerdo, por lo menos ahora estás más consciente de todas las implicaciones que tiene el comer carne y quizá puedas bajarle un poco, tus arterias te lo agradecerán también.

Quizá te interese:
¿Cuánto cuesta ser vegano?

Si te interesa el veganismo, quizá te sorprenda descubrir que no es tan difícil como parece, pues lejos de tener una vida de consumir lechuga y ya, existen cientos de opciones que seguramente no imaginabas. Sólo se requiere de información, compromiso… y muy probablemente disponibilidad para cocinar tus propios alimentos.

Por: Daniel Pérez.