El vegetarianismo y el veganismo son dos estilos de vida que cada día cobran más popularidad ya sea como protesta contra la brutalidad contra los animales en el proceso de producción de la carne que consumimos o simplemente por cuestiones de salud. No obstante, siguen siendo polémicos y hay muchos prejuicios que los rodean, por ejemplo, que es muy caro vivir de esa forma.

En primer lugar, definamos los dos términos. Para no enredar tanto las cosas comencemos con que el veganismo es la vertiente más radical del vegetarianismo y abarca a un pequeño grupo de personas que no consumen ninguna clase de alimento de origen animal. Mientras que los vegetarianos pueden consumir algunos productos que no impliquen la muerte del animal como huevo, lacteos y miel. Dentro de los vegetarianos hay distintas clasificaciones dependiendo de cuál o cuáles de esos productos comen.

Veganismo

Recetas veganas

Ahora bien, pasemos a la cuestión económica. Partiendo de que la carne es uno de los productos más caros que hay en el supermercado uno podría deducir que es falso que comer sólo productos de origen no animal afecta la economía, el problema para los veganos es que no hay muchas tiendas que especializadas en su modo de vida.

Y es que no todo es comer vegetales, cereales, legumbres y demás, generalmente los veganos deciden serlo por una cuestión ideológica de respeto a los derechos de los animales. Por ese motivo, ellos no utilizan productos que no tienen nada que ver la alimentación pero que no van de acuerdo a su ética, por ejemplo, los cosméticos que son probados en animales.

Veganismo

Soy vegana

Ya viendo el panorama un poco más completo entendemos que en primera instancia sí es más caro ser vegano. Pero hay una solución para todo, ya que existe una comunidad de veganos en la Ciudad de México llamado Veganos en el DF que ayudan a recomendar restaurantes y a conseguir productos especiales en esta liga.

Por: Gerardo Guillén.