Hace 27 años el gobierno mexicano decidió la creación de un premio para reconocer la labor científica en los países de Centro América, Sudamérica, el Caribe, España y Portugal. El resultado fue una presea bautizada como Premio México de Ciencia y Tecnología, y la edición de 2016 le fue otorgada al médico y biólogo uruguayo Rafael Radi Isola.

conacytprensa.mx

conacytprensa.mx

Radi Isola fue premiado por su investigación sobre el estrés oxidativo y los radicales libres en la patología humana, particularmente en la inflamatoria y degenerativa. Su formación como doctor en medicina y en biología le da una visión interdisciplinaria que le ayudó en el desarrollo de su carrera profesional.

En los 90 planteó un esquema sobre la bioquímica del daño oxidativo en el cuerpo humano, que ocupaba al óxido nítrico como mediador de los procesos de daño. Fue ahí que se descubrió una molécula conocida como peroxinitrito y su relación con alteraciones en las células y los tejidos. También se identificaron los efectos nocivos del óxido nítrico en la función mitocondrial.

shutterstock

shutterstock

La razón por la que resultó acreedor a este reconocimiento y al premio Von Humboldt, es que su trabajo es prácticamente obligatorio para todos los estudiantes de investigación biomédica enfocados en los efectos de la oxidación en el cuerpo. Sus aportes seguramente ayudarán al diseño de nuevos tratamientos en el futuro.

Actualmente tiene 53 años, es profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, en Montevideo, y además fue fundador del Centro de Investigaciones Biomédicas (CEINBIO) de la misma casa de estudios, del cual actualmente es director. En dicho instituto se concentran investigadores pertenecientes a las áreas de química, bioquímica, biología celular, fisiopatología y farmacología, y se especializan en los procesos de óxido-reducción.

Por: Gerardo Guillén