Esta estrategia organizacional puede tener repercusión en el desempeño de tus empleados; tener una empresa verde permite ahorros y condonaciones fiscales

Entre la lista de razones que se enumeran para tener una empresa verde o ambientalmente responsable se consideran algunos puntos que van más allá de hacerlo por el hecho de estar de moda. Tener una visión ambiental puede traer beneficios económicos y favorecer la imagen corporativa de la empresa frente a sus clientes, así como ayudar a generar más ingresos.

Además, al ser no sólo una visión sino una estrategia organizacional puede tener una repercusión directa no sólo en el desempeño de los empleados, sino también en su modo de vida, haciéndolos conscientes del impacto de sus acciones en el ambiente.

Asimismo, estar al tanto de la actualización de las normatividades, permite ahorros y condonaciones fiscales. Del mismo modo que la implementación de estrategias directas en los inmuebles de la empresa asegura la reducción de los costos de operación y el ahorro de los recursos más básicos, permitiendo utilizar ese capital en la implementación de capacitaciones o planes que favorezcan su crecimiento.

Por: Patricia Arredondo