Si eres vegetariano y también de los que meten en el pan todo lo que se encuentra, te tengo una receta que te fascinará, porque incluye, garbanzos, zanahorias, fibra, mucha fibra y todo, en una típica versión de ensalada rusa, metida en un delicioso sándwich.

Por supuesto, todos conocemos la que es la clásica base que se elabora con pollo o cangrejo, pero no todo queda allí, ya que hay muchas variaciones que resultan deliciosas al paladar y vegetarianas.

Quizá te interese:
Receta al estilo ActualMX para preparar lasagna de carne a la Italiana

A colocarse el mandil y rápidamente ve por los ingredientes pertinentes porque te enamorarás el paladar, ya que esta receta resulta  muy versátil.

Ingredientes

Para 2 personas

  • Garbanzos cocidos en conserva o caseros400 g
  • Zanahoria 100 g
  • Apio pequeño 0.5
  • Cebolleta 0.5
  • Repollo (aproximadamente)50 g
  • Yogur natural (aproximadamente)60 g
  • Mostaza de Dijon 10 ml
  • Alcaparras una cucharada
  • Zumo de limón10 ml
  • Cúrcuma molida
  • Pimienta negra molida
  • Pimentón picante o cayena molida al gusto
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra10 ml
  • Perejil fresco
  • Espinaca fresca baby
  • Pan de centeno de sándwich o al gusto

Escurrir los garbanzos y enjuagar con suavidad bajo el grifo de agua fría, en caso de usar una conserva. Si tenemos sobras de garbanzos cocidos en casa, los podemos usar sin problemas. Secar con suavidad con papel de cocina.

Lavar y secar bien la zanahoria, el apio y el repollo (solo ten a la mano un trocito. También podrás omitir). Cortar la punta de la zanahoria, pelar un poco y quitar los filamentos gruesos del apio. Cortar media cebolleta no excesivamente grande. Si la zanahoria es pequeña necesitaremos más de una para alcanzar los 100 g, lógicamente.

Triturar pulsando a golpes muy cortos, en tu procesador de alimentos, para machacar sin llegar a triturar del todo. Buscamos una textura granulosa. Esto, sin formar una pasta.

Retirar a un recipiente.

Rallar la zanahoria, la cebolleta, el apio y el repollo. Añadir a los garbanzos.

Salpimentar ligeramente, añadir cúrcuma y pimentón picante al gusto y mezclar. Podemos agregar también un poco de perejil picado al gusto, o cilantro. Echar el yogur, la mostaza, el limón, las alcaparras y el aceite de oliva.

Mezclar todo con suavidad hasta tener una combinación homogénea. Probar y ajustar el punto de sal y pimienta. Si la queremos más cremosa podemos echar más yogur, aceite o mostaza. También le iría bien una veganesa.

Quizá te interese:
Receta: Deliciosa gelatina de durazno con tres leches

Formar los sándwiches combinando la ensalada con unas hojas de brotes de espinaca baby o de otras hojas verdes. El pan se puede tostar un poco, aunque usando una variedad recia algo rústica, con centeno, debería aguantar bien.

Sirve.

¡Listo! tienes en tus manos una deliciosa receta veraniega para disfrutar.

 

 

Por: Lilia Cardona.