El restaurante Rouge Bohème, se une al festejo mexicano, con un menú especial este septiembre. El chef francés Sebastian Leouch, agregó su toque especial a  platillos como Chiles en Nogada y Pozole.

Hablar de México es hablar de su comida: del mole, las salsas de molcajete, las quesadillas, el pozole, la pancita, los mixiotes de conejo, los insectos que saben a hierba y claro, del chocolate, entre otras muchas delicias.  Por lo que este mes de Septiembre, Sebastian Lelouch, chef de Rouge Bohème, fusiona técnicas de la cocina francesa con la mexicana y logra platillos extraordinarios para celebrar las fiestas patrias.

Quizá te interese:
Rouge Bohème directo a tu cocina

En este menú patrio, cada uno de los platillos refleja el estilo personal y la creatividad del Chef. En la cocina de autor de Rouge Bohème, el objetivo es lograr nuevos sabores, texturas y una presentación original y moderna de platillos típicos, una reinterpretación de las recetas tradicionales.

Da el grito de Independencia de México en el restaurante Rouge Bohème, porque también pueden llevar un twist francés.

Dentro de este especial, se incluyeron cuatro clásicos de la comida mexicana con modificaciones extraordinarias que le dan un sabor único:

Chiles en Nogada. En septiembre no puede faltar este platillo, es uno de los típicos de la gastronomía mexicana, originario del estado de Puebla. Se prepara con chile poblano relleno de un guisado de picadillo y frutas, cubierto con crema de nuez, perejil y granada, con lo cual se simbolizan los tres colores de la bandera de México. Lelouch, le da el toque francés a este platillo, cambiando el relleno por carne de pato y la presentación en forma de pastel mil hojas; esto es una capa de chile poblano y una de relleno, conservando la parte tradicional de los frutos secos, mismos que se secan en el mimo restaurante.

Da el grito de Independencia de México en el restaurante Rouge Bohème, porque también pueden llevar un twist francés.

El pozole. Este platillo típico de México, se distingue por sus granos de maíz de un tipo conocido comúnmente como cacahuazintle. Puede ser blanco, como el de Guerrero; o rojo, como comúnmente se prepara en Sonora, Sinaloa, Nayarit, Guanajuato y Jalisco. En Rouge Bohème, el pozole se prepara con caldo de ternera casero y carne de cabeza de cerdo. Se sirve acompañado de las tradicionales tostadas, crema, rábano, lechuga y orégano.

Las tostadas de pata son típicas del centro del México; su sabor, aroma y su rica textura nos ha conquistado. Sebastián Lelouch, ha revolucionado estas tostadas, con pata de cerdo empanizada y decoradas con un pepinillo casero. Se le agrega salsa Gribiche, típica de la gastronomía francesa.

Da el grito de Independencia de México en el restaurante Rouge Bohème, porque también pueden llevar un twist francés.

Para finalizar, de postre, el Chef Sebastián Lelouch y su equipo prepararon unos churros caseros. Lo que los diferencia de los tradicionales, es su salsa de cacao con mole negro. La recomendación del chef, es tomar los churros y sopearlos en la salsa, esto le da un sabor  dulce al principio, terminando con un toque picante por el mole.

Quizá te interese:
Reseña del restaurante francés “Rouge Bohème Bistro” en la CDMX

Ven, festeja  y deléitate con ese menú de temporada de Rouge Bohème.

Válido todo septiembre.

14 y 15 de septiembre prueba todos los platillos en un menú degustación. Menú de degustación $290.00 más bebidas. Menú con 3 copas en maridaje $530.00

Rouge Boheme: Copenhage 29, col. Juárez.

 

Por: Azenet Folch