El Doctor Robert Swartz, quien trabaja en el ‘National Center For Teaching Thinking’, habló al respecto de acuerdo a su experiencia como uno de los más prominentes pedagogos y estudiosos sobre el pensamiento humano, sobre la manera en la que la mayoría de las personas, no saben pensar. esto sucede en un 90% de la población.

De acuerdo a Robert Swartz, principalmente la escuela es la responsable de no lograr que los alumnos aprendan de forma activa, ya que desveló que entre un 90 y un 95 por %, de la población mundial no sabe pensar adecuadamente. La razón como lo explicó, debe buscarse en las instituciones de enseñanza, donde se da en principio la guía para memorizar, pero no para razonar y  resolver un problema haciendo uso de la creatividad.

“Poca gente en el planeta ha aprendido a pensar de forma más amplia y creativa. […] El progreso de la humanidad depende de este pensamiento”, determinó el experto. A un mes de viajar a Bilbao, donde se reunirá en el ICOT ‘el mayor congreso nacional sobre inteligencia’ los días 29 de junio y 3 de julio.

En él, este científico pretende demostrar que es posible reflexionar sobre el uso del pensamiento en las áreas de educación y deporte, entre otras.

 

Quizá te interese:
Danza, la mejor aliada para el cerebro

 

Por otra parte, Robert Swartz cree que actualmente existen múltiples formas para implementar el pensamiento y que ayudan a la población a “mejorar su forma de pensar” y que la sociedad no sabe usar su mente por culpa, principalmente, de la escuela del siglo XXI, en la cual -aunque es completamente diferente a la de siglos anteriores- no se cambia la forma de educar a los más jóvenes.

¿Solución?

Swartz propuso el fomentar la comunicación desde la infancia, pues más de un 99% de los problemas del ser humano tienen un origen lingüístico. Un punto más que el doctor nos hace considerar, es que los colegios deben crear “sujetos activos” a la hora de aprender y no pasivos. Lo que quiere decir que sean capaces de pensar de manera crítica y no limitándose a recibir información.

En esta misma línea, Swartz cree que hay que fomentar la empatía en los más pequeños para que aprendan a valorar la opinión del otro, el trabajo en equipo y que sepan amoldarse a la mayoría.

 

 

Por: Azenet Folch