La sonda espacial Chang’e 4, logró lo que se creía imposible y vio brotar la primera planta de algodón en la Luna.

La biología es maravillosa, aún más cuando se trata lograr cosas positivas para la humanidad y en lugares remotos, como por ejemplo, en el espacio. Por ello, es que la sonda Chang’e 4 llevó a bordo muestras de diversas especies vivas para observar su comportamiento en condiciones de baja gravedad.

Estos son los primeros experimentos biológicos de la historia en la Luna y las semillas de algodón que llevó a bordo lograron brotar.

Recordemos que el Chang’e 4 logró aterrizar en la cara oculta del satélite natural de la Tierra el 3 de enero, enviándonos una serie de fotografías con las que sorprendió. Además de lograr tal hazaña, llevó a bordo una carga biológica compuesta por semillas de algodón, patatas, arabidopsis, canola, mosca de la fruta y levadura.

Quizá te interese:
La cara oculta de la Luna: La conocerás gracias a China

 

Con ello persiguen conocer el comportamiento de la germinación, el crecimiento y la respiración de estos organismos en las condiciones de baja gravedad que existen en la superficie lunar, luego de ello, intentarán crear una ‘mini biosfera’, que podría producir la primera flor en la Luna.

Un pequeño envase sellado es el que porta esta pequeña pero valiosa carga, por lo que los científicos chinos aseguraron que es imposible que contamine el medioambiente lunar.

«Como sabemos, no hay aire ni oxígeno en la Luna y la temperatura es siempre muy extrema (más de 100 grados Celsius en el día y menos 180 grados por la noche). Incluso si alguno de ellos se filtraran, no tendrían ninguna posibilidad de sobrevivir, se descompondrían en sustancias orgánicas inofensivas», afirmó Xie Gengxin, jefe de diseños de experimentos biológicos la misión Chang’e 4.

Actualización 17 enero 2019 11:58 horas:

Luego de 212 horas de vida la planta de algodón que llevó el Chang’e 4 a la Luna, murió. Este lapso de tiempo duró con vida la primera planta en germinar en la Luna.

La Universidad de Chongqing, que diseñó el experimento. La minibiosfera en la que crecía no sobrevivió a la noche lunar y es que no es para más, la temperatura lunar en el espacio, cae hasta los 170 grados centígrados, aproximadamente. Pero no todo está perdido y es que sola noche lunar equivale a dos semanas en la Tierra, nada mal para las expectativas que ya de hecho se colgaban basadas en lo que podía suceder.

Durante el tiempo de la noche lunar, toda la misión china entrará en «modo de suspensión» y sus sistemas estarán dormidos para ahorrar energía. Lo que sucedió durante este periodo es que planta dejó de ser regada y murió, como ya estaba previsto.

Pero esto no será todo, ya que el módulo lleva a bordo semillas de papa y arabidopsis, una planta de la familia de la mostaza, así como huevos de mosca de la fruta y levadura.

Mientras se esperaba que la temperatura estuviera a  52 grados centígrados, los expertos pusieron a los organismos «en estado de congelación», dijo la universidad en un comunicado el martes.

Al aumento de las temperaturas el mes próximo, se permitirá que los organismos se «descompongan lentamente» en sus recipientes sellados.

«Algunos de los resultados [de los experimentos] excedieron nuestras expectativas», explicó el diseñador del experimento, Xie Gengxin, en la televisión estatal china.

La insistencia de los expertos en que las plantas germinen, se basa en que si se lograra, las próximas misiones se verían beneficiadas con alimentos cultivados, como por ejemplo, cuando se viaje a Marte, que quien vaya al planeta rojo tardará hasta dos años y medio en alcanzar su destino.

«Creo que hay ciertamente mucho interés en usar la Luna como escala, particularmente para los viajes a Marte, porque está relativamente cerca de la Tierra», dijo Watson.

 

 

 

Por: Azenet Folch