En pro de las criptomonedas, Singapur sugirió reducir el IVA en las transacciones en los activos virtuales, esto con el fin de que el Impuesto sobre Bienes y Servicios (GST) que es el equivalente al Valor Agregado (IVA), ayude a que las crioptodivisas funcionen como medio de cambio.

Un borrador de una guía de impuestos electrónicos publicado por la Autoridad de Impuestos Internos de Singapur (IRAS) el pasado 5 de julio, fue el medio por el cual se dio a conocer la noticia. 

La extensión de la propuesta, entraría en vigor el 1 de enero de 2020, si se acepta y revisará el sistema actual en el que el suministro de tokens de pago digitales se trata como una prestación de servicios imponible. 

Quizá te interese:
CEO de criptomoneda Tronix ganó una subasta para almorzar con Warren Buffett

IRAS señala que, hasta ahora, las criptomonedas que funcionan (o están destinadas a hacerlo) como medio de cambio se han tratado como un comercio de trueque que da lugar a dos suministros separados: a saber, un suministro de tokens imponible y un suministro de los bienes y servicios pertinentes.

Estos son los cambios fundamentales que se proponen para las normas fiscales en el futuro, por dicho documento:

“El uso de tokens de pago digitales como pago de bienes o servicios no dará lugar al suministro de dichos tokens; y (ii) El intercambio de tokens de pago digitales por monedas fiduciarias u otros tokens de pago digitales estará exento de GST.”

En su esquema, el IRAS cita a bitcoin, ether, litecoin, dash, monero, XRP y zcash como criptomonedas que se ajustan a su definición de un token de pago digital diseñado para funcionar como medio de intercambio.

El IRAS excluye notablemente los criptoactivos de origen fiduciario, como algunas stablecoins, de su definición de tokens de pago digital, lo que significa que seguirán sujetos a impuestos en virtud del GST después de enero de 2020.

En una sección dedicada a la minería de criptomonedas, el IRAS propone que en la mayoría de los casos las nuevas reglas eximirán las recompensas en tokens generadas por la minería, señalando que:

“En general, no existe un nexo suficientemente estrecho entre el servicio prestado por la empresa minera a las personas cuyas transacciones son verificadas y los tokens minados que la empresa minera recibió del ecosistema blockchain. Las partes que pagan los tokens minados tampoco son identificables.”

Quizá te interese:
¿Para qué sirven las criptomonedas?

Por el contrario, cuando «una empresa minera presta servicios a una o varias partes identificables, a cambio de una contraprestación, se trata de una prestación de servicios imponible», señala el documento.

La autoridad fiscal solicitó la opinión de las empresas del sector de las criptos sobre los cambios propuestos y estos deberán presentarse antes del 26 de julio de 2019. 

Por otro lado, el banco central de Singapur mantuvo recientemente en a finales de junio, conversaciones con Facebook sobre su token libra y reveló en su libro blanco, que se vinculará a una cesta de depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo mantenidos en reserva.

 

 

Por: Azenet Folch