En los últimos días el sarampión fue la noticia que más «asustó» a la población debido a que había todo tipo de rumores. Únicamente se presentaron cuatro casos de sarampión en la CDMX, por lo menos hasta ahora, confirmados por la Secretaría de Salud. Con esta, como con cualquier enfermedad, un diagnóstico oportuno lo es todo, por lo que te dejamos algunos síntomas del sarampión para que estés alerta.

El sarampión es una enfermedad viral que se previene con la vacunación.

Síntomas

Fiebre alta que dura entre 4 y 7 días, y se presenta después de 10 o 12 días de estar en contacto con el virus.

Congestión nasal, tos, ojos rojos y con secreciones y manchas blancas en la parte interior de las mejillas.

Posteriormente se produce exantema, es decir, una erupción rojiza en la piel que dura de 5 a 6 días e inicia en la cara y parte superior del cuello, se extiende hasta cubrir el cuerpo en un periodo aproximado de tres días y luego desaparece.

 

Quizá te interese:
Qué es una infección por oxiuros comúnmente llamadas lombrices

 

El sarampión puede tener complicaciones mortales como neumonía, encefalitis, diarrea e infecciones del oído y respiratorias.

Contagio:

Las personas enfermas pueden transmitir el sarampión con su saliva o flujo nasal.

Prevención:

La vacunación es el método más sencillo de prevenir el sarampión.

La vacuna triple viral (SRP) que protege contra sarampión, rubeola y parotiditis, se aplica a los 12 meses y a los 6 años de vida.

Tratamiento:

Acude al médico para que te indique el medicamento indicado en caso de ser necesario.

Al no existir un tratamiento retroviral, se tratan los síntomas como las infecciones que se produzcan y se indica la ingesta abundante de líquidos.