Suicide Squad, o como la conocemos en español: Escuadrón Suicida, ha dado mucho de qué hablar estos últimos meses. Esta película estadounidense basada en el cómic del equipo de antihéroes del mismo nombre, creado por Robert Kanigher y Ross Andru en 1959, de DC Comics. Se estrenó éste agosto, pero desde antes ha sido esperada y también duramente criticada por fanáticos y público en general.

Amanda Waller (Viola Davis), una oficial de inteligencia estadunidense, afirma que sólo un grupo secreto conformado por los supervillanos encarcelados más crueles del mundo (sujetos dementes, despreciables y sin nada que perder) son la opción para vencer a la amenaza alienígena que visita la Tierra con propósitos malignos. El reparto está compuesto por Will Smith, Jared Leto, Margot Robbie, Joel Kinnaman, Jai Courtney, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Karen Fukuhara, Jay Hernández, Cara Delevingne y Viola Davis.

A pesar de que se han dado muchas opiniones negativas y las redes sociales están inundadas de memes en torno a la película y sus personajes (especialmente de Harley Quinn y The Joker), es un hecho que ha generado mucha polémica, y por ende, mucha expectativa. El director, David Ayer, afirmó que la película no se alejará de los cómics, debido a que no hace falta agregar nada a la historia.

En los años 50 se hizo la primera adaptación de éste equipo, sin embargo, era muy diferente a como ahora podemos verlo. Fue en los ochentas donde se hizo un segundo grupo que sirvió como base para esta película. Además, las series televisivas Smallville (2001) y Arrow (2012) cuentan con sus propias versiones.

También se ha generado mucha expectativa por la aparición de Batman (Ben Affleck); y un dato curioso es que Tom Hardy, quien interpretó a Bane en The Dark Knight Rises (2012) pudo encarnar al personaje de Rick Flag (Joel Kinnaman), pero por problemas de agenda es que probablemente no pudo hacerlo. Pero, a final de cuentas, es el espectador el que tiene la última palabra.

Por: Fabiola Rocha