Gracias a la ciencia, resulta que comer tacos “con todo” sí cuenta como ensalada. Estudiantes del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) realizaron el estudio: “Tacos al pastor y flautas de cochina pibil ¿Sabes qué es lo que comes?”, el cual concluyó que dichos alimentos no son tan malos como se creen, el secreto, ingerir la cantidad correcta.

 

via GIPHY

Estas delicias culinarias, se sometieron a un análisis en el que las muestras eran cinco tacos servidos con cebolla, piña, salsa y cilantro, una orden de flautas con salsa, crema, queso y cebolla, los cuales se licuaron para obtener su información nutrimental.

Quizá te interese: Aires de Campo y Barracuda Diner unidos en pro de la salud alimentaria.

Los resultados se dividen en cinco campos y fueron los siguientes:

  • Grasas: los tacos al pastor contenían un 11.92 por ciento y las flautas de cochinita pibil 11.50.
  • Proteínas: los tacos al pastor obtuvieron 20.77 por ciento mientras que las flautas de cochinita pibil 4.07. Esto se debe al tipo y cantidad de carne usada.
  • Humedad o agua: 42.47 por ciento los tacos  y 43.41 las flautas.
  • Carbohidratos: 23.51 por ciento en los tacos al pastor mientras que las flautas de cochinita pibil 40.70.
  • Cenizas o minerales: 1.33 por ciento los tacos y flautas de cochinita pibil 0.31.

Nos detendremos en el campo de las grasas, que no rebasa el 12 % en ambos alimentos, a comparación de otros alimentos como donas, cuernitos, papas fritas e incluso algunas barras de fibra que contendrían hasta 20 % o 30 %. Además de que las flautas aportan energía por su alto contenido de carbohidratos.

Además los tacos se consideraría un alimento completo al incluir una porción de tres grupos alimenticios: cereales, proteínas (animales o vegetales) y frutas y verduras. El primero sería la tortilla, el segundo la carne y por último la “verdura con todo”.

 

Así que ya sabes, lo importante es saber leer la información nutrimental para saber que alimentos son adecuados en tu dieta diaria, además de no abusar de las raciones y no comer en exceso, así como realizar ejercicio y evitar una vida sedentaria.

Puedes leer el artículo completo aquí.

Por: Marcela García.