Las fondas son parte esencial de nuestra cultura: son el refugio de parejas mayores, oficinistas y amas del hogar. La comida casera, los platillos que reconfortan, la variedad del menú, aguas de frutas y precios económicos se convierten en una experiencia singular y Tatza Verde es parte de lo anterior.

Mood: Familiar, oficinista, casual.

El día que visité Tatza Verde fue un día extraño. Las condiciones climáticas tenían a la gente bajo una sombra particular y se respiraba nostalgia a donde quiera que mirara, el parque estaba desierto y había pocas personas en la calle, todos corrían a resguardarse de la lluvia.

Mi refugio fueron esas cuatro paredes en las que se encerraba un aroma a sopa de pasta y chile guajillo. La música de antaño creó una atmósfera de tranquilidad absoluta a la que era imposible resistirse.

Tatza Verde, recuerdos en tu comida

@ActualMx

La comida corrida que aquí se ofrece está preparada con los mejores ingredientes, pero lo mejor es la variedad: se maneja consomé de pollo y alguna otra sopa, arroz, espagueti y por lo menos diez opciones de plato fuerte.

Elegir entre enchiladas suizas o verdes, tacos de pollo, carne de cerdo en pasilla, mole de olla y longaniza con nopales, además de pollo con mole, calabacitas a la mexicana, bistec a la mexicana o filete de pescado, no fue fácil para mí aunque el resto de los clientes parecían no tener problema alguno.

La mayoría de ellos son asiduos del lugar y ya tienen un favorito a pesar de que las opciones cambian a diario.

Tatza Verde lleva un año al servicio de los lugareños con una oferta de comida tradicional y café para los trabajadores de Azcapotzalco.

Las porciones son generosas y la sazón es increíble. Nada mejor para un día lluvioso.

Tatza Verde, recuerdos en tu comida

@ActualMx

Tatza Verde
Dirección: Calle Tepanecos 655. Colonia San Miguel Amantla. Delegación Azcapotzalco. C.P. 02000. Ciudad de México.
Horarios: Lunes a sábado de 9:30 a 19:00 horas.
Costo Promedio: $ 65.

Por: Daniela Fuentes.