Científicos dieron a conocer que detectaron señales de radio emitidas desde una galaxia lejana, que llegaron hasta los confines canadienses.

El telescopio Chime, en Canadá, fue quien al detectó, aunque todo el mundo podría ilusionarse por lo sucedido, las teorías apuntan a que las ondas hertzianas, pudieron haber llegado desde una estrella de neutrones, aunque no se descartó la posibilidad de que haya  sido enviada por alienígenas.

Así es, los expertos manejaron la posibilidad de que una estrella de neutrones altamente magnetizada pudo dar pie a la transmisión.

 

Quizá te interese:
NASA: Los anillos de Saturno están colapsando

En un principio los expertos revelaron que la señal llegó de una galaxia lejana, a lo que en el futuro la información tomó mejor forma y ahora tratan de descifrar la localización de ella.

Tan sólo el año pasado hubieron 13 ráfagas conocidas como RFB detectadas en el espacio, que llegaron hasta el alcance de los gadgets terrestres. De entre ellas, resaltó una repetitiva, inusual y proveniente de la misma fuente a unos 1.500 millones de años luz de distancia. Este mismo evento sólo fue reportado una vez, hace algún tiempo, por un telescopio distinto.

“Saber que hay otro (evento sonoro), sugiere que hay más allí, dijo Ingrid Staris, Astrofísica de la Universidad de British Columbia, (UBC).

“Y con más repetidores y más fuertes para el estudio, podremos entender esos enigmas cósmicos, de dónde son y qué los causa”, añadió.

El observatorio Chime, ubicado en el Valle de Okanagan, en la Columbia Británica de Canadá, consta de cuatro antenas semicilíndricas de 100 metros de largo, que exploran el hemisferio norte, todos los días.

La revista Nature, fue la pionera de las publicaciones con respecto a la noticia de que le telescopio que comenzó su trabajo el año pasado, tan sólo en ese lapso de trabajo, ya tuvo un número elevado de señales captadas.

“Hemos descubierto recibido una segunda señal repetitiva y sus señales son muy similares a la primera”, declaró Shriharsh Tendulkar de la Universidad McGill Canadá. “Esto nos dice más acerca de las propiedades de las repetitivas”, finalizó.

Las FRB, son destellos cortos y brillantes de señales de ondas de radio, las cuales parecen indicar que provienen del centro del universo. Incluso hay una señal que provino del espacio y hace 40 años, sin saber aún dónde fue emitida.

Quizá te interese:
La moda espacial invadió la Tierra con Space Voyager la colección de Vans x NASA

 

Con 60 ráfagas rápidas y 2 repetidas detectadas, los científicos creen que podrían haber hasta 1000 FRBs, al día, viajando a través del espacio.

Por supuesto las teorías apuntan a muchas respuestas por confirmar y entre la más descabellada para muchos, es que algunos entre la comunidad de los expertos científicos creen que se trate de que los aliens sí existen y se comuniquen con estos destellos y la respuesta a la incertidumbre se encuentra en las señales detectadas.

 

 

Por: Azenet Folch