Fletcher Previn, vicepresidente de IBM, soltó en conferencia una frase que desató la locura entre los entusiastas de la tecnología: “poseer una computadora con Windows puede ser hasta tres veces más costoso que una Mac”.

Mac

teknokompas

Antes de sacar las antorchas ante tremendo reto a los paradigmas, es necesario analizar de donde proviene el origen de su frase. Por un lado, Previn hace referencia al entorno empresarial, donde el precio de las computadoras se eleva a lo largo del tiempo debido al soporte técnico que requieren los empleados, así como a los gastos en el software necesario para que los trabajadores puedan desempeñar sus tareas.

Previn señaló que con base en la experiencia propia administrando IBM, sólo un 5% de los usuarios de Mac dentro de la compañía necesitan alguna vez de soporte técnico, comparados con un 40% de los usuarios de PC (¿qué tipo de soporte técnico necesita un empleado de IBM? He ahí el misterio).

Por otra parte, debido a la popularidad y estandarización de los programas de edición de Apple, obtener el software de trabajo en una computadora con Windows resulta mucho más costoso que el gasto inicial en comprar Macs, aunque sean más caras. En números, una Mac cuesta de $117 a $454 dólares más que una PC; sin embargo, al sumar los gastos totales de IBM producto de las computadoras con Windows, la empresa termina gastando $57.3 millones más, comparados a los $273-543 por computadora que la empresa se ahorra en cada Mac.

Así que como conclusión, obtener una Mac para tu empresa puede ser un ahorro de tiempo y dinero dependiendo de la rama y necesidades laborales. Por otra parte, aunque el argumento de Previn tiene sentido, si una PC es capaz de cubrir tus necesidades individuales (los juegos son un gran ejemplo), entonces puede que tenga más sentido optar por Windows u otro sistema operativo.

Por: Daniel Pérez.