Regularmente, la Metformina es usada en el tratamiento de la diabetes, pero mezclar Metformina y alcohol no es nada recomendable, así que si te agrada la bebida y además padeces de esta seria enfermedad, tienes que conocer las consecuencias.

La metformina podría generar que la glucosa en la sangre baje mucho o peor aún acidosis láctica.

 

Quizá te interese:
 Estas son las consecuencias a largo plazo por beber alcohol

 

Para personas con alcoholismo está totalmente contraindicada. Las razones:

  • Provoca bajones de glucosa, también conocidas como hipoglucemia.
  • Podría desencadenar acidosis láctica.

La baja en la glucosa se debe a:

En el hígado se generan cambios drásticos tratando de eliminarlas, pues las considera toxinas, por lo tanto, no permite que este órgano sea capaz de controlar o producir más glucosa por lo que en un principio puede existir un aumento de glucosa, pero pasadas unas horas una baja, que en conjunto con la metformina podrían reducir la glucosa aún más a niveles peligrosos.

Genera acidosis láctica debido a:

Ambos provocan bajadas de glucosa, con ello se incrementa el riesgo de acidosis láctica, complicación rara que se da cuando las células queman glucosa para obtener energía sin suficiente oxígeno.

 

Quizá te interese:
¿Resaca? Estos son los alimentos que te ayudarán a mantenerla a raya

 

Si no deseas divorciarte de beber, pero no quieres pasarla mal por no continuar con tu tratamiento médico, deberás consultar a tu doctor, quien sabrá responder a todas tus dudas.

 

 

 

Por: Lilia Cardona