Cada día es más común que las personas deseen convertirse al veganismo. Sin embargo, muchos no saben cómo empezar y eso puede detenerlos. Una de las dudas principales que se tienen es: ¿nuestro cuerpo está preparado para una transición tan brusca entre una dieta con carne a no consumir nada de origen animal?

La respuesta a esto puede variar, en la mayoría de los casos no hay ningún problema, siempre y cuando consultes con un nutriólogo cómo sustituir los nutrientes que obtenías de los alimentos de origen animal con productos de origen vegetal. También es común que muchas personas vayan cambiando sus hábitos poco a poco.

Vegano

cookdiary

Por ejemplo, en una nota anterior explicamos que el veganismo es la vertiente más radical del vegetarianismo, pero que existen otras en las que es permitido comer ciertos alimentos de origen animal que no impliquen la muerte del mismo. Por eso algunas personas en un inicio siguen consumiendo huevo, lácteos y miel y con el tiempo los van sustituyendo.

No obstante, sí existen algunas personas cuyos cuerpos no soportan la transición al veganismo. En algunos casos esto se debe al tipo de metabolismo que necesita de productos animales para funcionar de manera adecuada.

Vegano

El Espectador

Pero también está el caso de personas que padecen alguna enfermedad que no les hace imposible ser veganos, pero sí se los dificulta mucho. Por ejemplo, la gente con hipotiroidismo (disminución de actividad de la tiroides) no puede consumir algas que son esenciales en su dieta, puesto que aportan un nutriente muy parecido a la vitamina B12 que sólo se encuentra en alimentos de origen animal.

Otra enfermedad que complica seguir una dieta vegana es la gota, pues quienes la padecen no pueden comer frijoles, lentejas y champiñones, que también son parte central de este estilo de vida.

Por: Gerardo Guillén.