El pasado miércoles 7 de diciembre, el Gobierno de la Ciudad de México implementó un operativo coordinado entre la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX), la Secretaría de Seguridad Pública local (SSP-CDMX) y la Unidad de Inteligencia Financiera de la CDMX (UIF-CDMX) en contra de vendedores de celulares robados, así como el ingreso ilegal de mercancía de procedencia y origen extranjero.

Durante el operativo participaron mil elementos de la PGJ-CDMX y mil 500 policías de la SSP-CDMX, además de 75 servidores públicos de la UIF-CDMX.

Como resultado de la movilización se embargaron, precautoriamente, por no cumplir con la normatividad aplicable, más de cinco mil celulares y 50 mil discos de procedencia extranjera, de los cuales no se acreditó la legal tenencia, estancia, posesión u operación dentro de la circunscripción territorial de la Ciudad de México. Dicha mercancía era comercializada en el Eje Central Lázaro Cárdenas, colonia Centro, en la delegación Cuauhtémoc.

Treinta y seis personas fueron presentadas ante el Juzgado Cívico y tres más ante el Ministerio Público por la probable comisión del delito de resistencia de particulares y una por portación de arma de fuego, sin afectar el desarrollo del operativo.

Se salvaguardó en todo momento la integridad física y los derechos humanos de transeúntes, compradores y comerciantes.